"Mi particular visión. Capítulo 3. Origen rural".

Mientras recorría la populosa avenida buscando un trabajo para sofocar los gastos y decidía su futuro pudo contemplar en el escaparate su reciente pasado.
Se reflejo la mirada en la litografía de un caballo de robustas patas tirando de un arado.
Igual a su estancia en la casa de su abuelo paterno. Aquel hombre de tupida barba blanca con la sonrisa de los ecos del Yukatan y con la mirada fija en sus tercos pensamientos. De labor curtida y de campo arado su cuerpo. Sustento del sudor de su frente y poco mas. Criaron él y su mujer a tres retoños pero lo justo para darles un porvenir y que fueran emigrando a cualquier ciudad, pequeña o grande que, les diera un destino que les implicara y llenara sus minutos.
Así era como su familia emigro del ambiente rural a la urbe.
Entro en un café para colmar sus pensamientos de azúcar y sabor tostado. Se sentó y dispuso sus manos a abrazar la hoja de noticias del estado. Mientras una extraña serenata se aposento en su mente y recordó.
Con el sustento de la melodía se paseo por los campos y con la incertidumbre de las cosechas. Recordó vagamente los buscavidas que recorrían el país. Y los trovadores que estribaban sus canciones al unísono del grupo bajo el hechizo de una lumbre y la recoleta presencia de la chimenea dando calor. Y así bajo tragos de aguardiente y whisky vencían los resquemores del día a día. Tarareando y cantando canciones que describían su vida y su ambiente. Era el caldo de cultivo para sobrevivir. Y recordó a su abuelo. Y recordó las canciones y sus interpretes.

La Cárter Family "keep on the sunny side"
Hank Williams y los vaqueros errantes
Jimmie Rodgers con "In the jailhouse now"
Hank Snow
Ernest Tubb
Gene Autry con temas como Rudolph the red nosed reindeer que siempre cantaban alrededor del árbol navideño.
Hank Williams con Your cheating heart, Hey goog lookin
Woody Guthrie con un album clave Dust bowl ballads con temas como Tom Joad
Igualmente recordó las Bristol sessions que su abuelo tantas veces rememoraba como un acontecimiento el cual él no logró entender hasta años más tarde.

Y así, bajo el olor del café se dispersó con su abuelo cabalgando a caballo dirección poniente, dónde el sol tumba los desvelos y enamora sueños. Persiguiendo la ilusión de los errantes, tarareando la canción de los aventureros y su espíritu impregnado de carácter como una historia cotidiana salvando la Gran depresión.

Comentarios

Entradas populares