Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2012

Dos caminos que llevan al mismo lugar.

Dos caminos que llevan al mismo lugar. Hay veces que las imagenes son similes. Dardos envenenados de poesía que consiguen transmitir una idea.


Javi Jerry Lee 2012
Aqui el concepto del poema visual. Esta confrontación de imágenes creo que es un buen ejemplo. En primer lugar hay que decir que las fotografías no se tomaron premeditadamente con esta idea. Luego al ver mi banco de imágenes contemple la idea. Por qué no. La posibilidad es la de transmitir. Con estas dos fotografias venimos a intentar trasmitir lo mismo. Lo que las diferencian el modo de lograrlo. El final será el mismo. Sin trampa ni cartón. Espero haber logrado la idea de que a veces las fotografias pueden ser los mejores poemas. Javi Jerry Lee 2012

"Por el aullido de mi padre: Paco Fresneda"

Por el aullido de mi padre, muestro el aullido de mi canto. Te nombro compartiendo el nombre de tu verbo y la raiz de la esencia de los primeros fresnos.

Hoy,  habito la palabra desbocada. Su relincho indomable es la imagen de mi desencanto y con gesto salvaje te recuerdo. Hoy como todos los días de hace un año y los que vendrán. La bocanada de tormenta y borrasca hojarasca de lamentos despeñados.

Cargado el ímpetu de un desconsuelo que se mitiga con este aire guerrero. Con el aullido en la bocana del puerto en aurora de pasiones y encuentros.

Te recuerdo a golpe de taco de carambola en el juego de la vida. A tragos de momentos en la apostura de tus actos.

Con sonrisa maliciosa y un leve gesto de ausencia acaricio el bastón que guardo. Aquella vara cubierta que sirvió de apoyo a tus últimos años, antes de verte en la situación forzosa de tu ostracismo. Postrado en la cama como la roca en la bahia. Ese que, como infante travieso o mozo revoltoso e indómito que jugabas en el parque o e…

"Paradoja"

Que paradoja del hombre pensar
que la carta del horizonte más larga 
es la muerte y la congoja más amarga
irte despidiendo en soledad y ver pasar
los nombres nombrados recordados
y quizás a los de formas ya olvidados.

Pretender sucumbir viajando al sur de los sueños 
y al trágico poniente de las ilusiones del empeño. 

Paradoja en suma de nombres
y situaciones que devienen
en el cortante final del pronombre. 

Javi Jerry Lee©enero 2012

  "Imposible"

Imposible: palabra no permitida. 

Conceptualmente no asimilaba la determinación altanera. El desplante orgulloso de esta palabra con el común de los mortales. 

Pero él, lamentablemente no estaba dispuesto a asumir dicho significado del vocablo. Sabía que originaba disgustos. Maquillaba la estulticia y remarcaba la tenacidad de su carácter. Era tan vanidoso que había tachado la palabra de su diccionario heredado de sus padres que, con tanto cariño guardaba y conservaba en los anaqueles de los libros Vips, como le gustaba nombrar los.  No eran incunables pero si ejemplares, muchos de ellos antiquísimos, que tenían un inmenso valor sentimental. 

Entre sus favoritos el diccionario mencionado. Pero no me desviare del asunto. Otro día pormenorizare los títulos de los estantes. El caso es, la obsesión de sus desvelos. El trauma de su mente, la palabra imposible fue tachada hábilmente y de una manera limpia de su querido diccionario. 

Obcecado estaba en la inquietud de su pensamiento que iba …

 "Zimmerman street"

El sonido de la madrugada penetró en su sien. El estruendo de los últimos acordes fulminó su razonamiento. Encendió un peta con dedos temblorosos. Escogió uno de sus discos predilectos. Años acompañando sus desvelos. No le apetecía oír en aquel momento a Chet Atkins. Siempre que le había recogido del ostracismo de su privilegiada discoteca, el espíritu del gran músico le atrapaba. Corroía su mente. Metía mano a sus pensamientos y modificaba sus impulsos. Alabando la bonanza de la locura. 

Esta vez la compañera de su viaje era Joan Báez. Hacia poco había cumplido años. Y como un cumulo de bendiciones estaba dispuesto a meditar. 

La meditación siempre le trasladaba. Le hacia bien. Dominaba sus bajos instintos. Atemperaba sus odios y sus frustraciones. Quizás como un polen inspirador le otorgaba un don compositivo que no lograba de otra forma. Mitigaba sus dudas existenciales. Constataba e impulsaba un dialogo interior más amplio que los horizontes africanos. Acercaba el antagonismo de l…

Flor de pasión con tres acordes".

Anoche en reunión urgente una secreta decisión se tomó. Como integrantes de una logia o tal vez como motoristas a lo C. C. Rider, en busca de libertad, los señores Juan De Pablos, Manolo Fernandez y el que suscribe estas líneas decidieron convocar a los espíritus del ayer y a los bienintencionados rebeldes del rock and roll. 
El mundo hecho trizas y desde ayer los hombres han querido coger al problema por el mástil. Aunque esto sea el acabose para los descreídos. Si convocaron a todos los que eran tachados de satánicos y pervertidos. A todos los que movían las caderas bajo el influjo de un rock. Aquellos que eran llamados traidores por la caza de brujas. Los que ponían en peligro el puritanismo por la presencia de unos acordes. Si, los locos libertinos que por la influencia de las flores se permitían amar en demasía. A los perseguidos que bajo su influencia unieron a blancos y negros creando un lenguaje universal  Todos ellos fueron convocados en noche de autos. 

El problema era mayor…

"No dormí en casa anoche"

"Anoche no dormí en casa"

No dormí en casa aquella noche. Las alas plúmbeas de la madrugada me llevaron por el camino del desvelo. Me agite en son de aventura. Es difícil olvidar los nervios apretujando mi esqueleto.

No dormí en casa anoche. Los aullidos de la estepa llamaron mi atención y su ciclo era el adjetivo que venia a poseerme. La reacción de los minutos era un elixir que me influía. El anochecer y su frío errante mascullaba palabras que quería adivinar. Ojos cautivos que debía encontrar.

Anoche en casa no dormí. En sueño de averno me afirme. Y compañero de fatigas Lovercraft me abrazó al regusto del misterio.

Anoche no dormí al encuentro de unas páginas pergeñadas por un cerebro cuya constante era la noche del insomnio con su latente y agotadora tensión.

"La noticia silente"

Una vez que el tiempo pasa, cura heridas aunque no olvida. Después de mucho pensarlo y tener un poema escondido por miedo a darlo a conocer. Quiero hoy mostrarlo como tal lo escribí. Época traumática debido a una enfermedad que nos toco de lleno y aprendimos con buen humor a convivir con el dolor. La enfermedad el ictus cerebral. Intentaré ir incluyendo poemas inéditos de aquella época que nos tocó vivir. Ayudando a olvidar miedos y penas el escribir estos poemas que seguiré publicando si el recuerdo me lo permite.


"La noticia silente"

Llega la noticia silente desde las Huertas
y la noche quema las llagas de las eternas
ausencias en intrépidos despidos sin besos. 

Graves consecuencias de los arrebatos de la muerte
y la vida prende una desesperanza sin suerte. 

Quebró la violencia de una enfermedad maldita
mitigó los sueños del porvenir compartido
y con enfebrecida fiebre de lluvia pervertida
el abrazo se deshace en un único y cautivo grito. 

Las horas perecen y germinan en …

Poema para un niño

El viernes pasado me encargaron un poema para un niño sobre la paz. Espero le guste ya que tenía q ser ante todo comprensible.

"Por la paz amiga"

Espero ver brillar el sol
Me enfade con mi amigo
Y ya no suena la canción
Igual que el día de ayer. 

No entiendo a los mayores
Cuando surge el enfado
De la guerra y los sones 
Violentos destemplados. 

Quiero ver brillar el sol
Y que la paz sea duradera
Para así el mundo y su don
Sea una amistad verdadera. 

Siendo amigos el amanecer
Será un viento de paz
Con hombres en libertad
Todos unidos estarán. 

Javi Jerry Lee. 2012 enero.

"El minuto"

Me he repartido en el espacio profundo de un minuto silencioso. Garantizado el secreto del método. Me he arrojado al abismo insondable de mi interior. Con solvencia aunque con temor embarcado en las corrientes ignotas del pensamiento. Donde la fuerza del fluido me arrastra al devenir de un demiurgo inesperado. La alquimia no es el oro que busco sino el tiempo que perdí comprenderlo. No caer en el mismo error para así ampliar la riqueza de los minutos que guardo en mi bolsillo. Ahora que los mercados bursátiles pierden todo lo que generaron especulando y engañando. Solo es rentable el tiempo otorgado. Y así me arrojo en el silencio de mi minuto. En las profundidades de su ocaso. Y de allí extraigo una duda, una respuesta, una ilusión y un desengaño. Menudo minuto el que he vivido.

"Victoria esperanza"

Recompuesto en el espacio
A través de jirones de esperanza
Con la sobria cadencia 
De un regusto de melaza
Y con la exquisita astucia
De un bucanero con templanza
En la comisura de un día
Contemplo el firmamento 
Y fijo victoria de la chanza


Javi Jerry Lee
Enero 2012

La carta

Rebuscó con solemnidad. Repetía los movimientos exactos cada dos o tres meses. Su escritorio reflejaba actividad. Hacia tiempo el abrecartas cumplía ya una función testimonial de otros tiempos.  Ahora sólo  era un articulo decorativo  Costumbre que yacía en el espacio del romanticismo. Como una labor de artesano con el temple de un torero hundió el bisturí en el único orificio visible del sobre. Rompiendolo con un leve movimiento de muñeca, con la habilidad de un curtido gentleman, extremada sutileza en la suavidad sin ruido, como un cirujano bien entrenado. Cada vez que le llegaba una carta impulsivamente miraba el remite. Con fina sonrisa y un suspiro por bandera, calmaba su ímpetu descubriendo que era ella. 

Irremediablemente era una cuestión de años. Un vinculo que quedo atrapado unos catorce años atrás. Un encuentro inesperado que desemboco en una historia de amor. Curiosamente la distancia no les hizo olvidar. Su vinculo las palabras. Su vida se deshizo. Comenzaron nuevas histor…

Bajo la sombra de Pizarro

A través del blog, he pensado la posibilidad de compilar viejos textos y revisitarlos para darlos a conocer.



He levantado y avivado el fuego,
he alimentado el espacio de adobe
en boca de los besos que no dí
y he plasmado con la mirada sucia
el deseo febril que constante llega.

He recorrido con los dedos del deseo
un nombre mascullado en los sueños
de los eternos vates que pueblan
el entorno de mis fantasmas eternos.

He compilado las sílabas, formé su cuerpo,
descontrolada forma de la teta en la luna,
asimilado efluvios del Pacífico, gozosos
bajo la batalla de Cajamarca y la turba
enhiesta de la cordillera Andina, ponzoñosos
espamos que cubren Perú, de Arequipa a Lima,
desde Callao pasando por Cuzco y Bellavista.

Por todo su confín recorre un terremoto de placer
al paso de truenos y rayos de diverso poceder.

La decisión. Primera parte

Se dispuso a fregar con instinto asesino. La decisión que debía tomar era la causante de sus nervios. Algo le decía que no era fácil y que cualquier opinión al respecto iba a fracasar. Nada le haría convencer. Estaba condenada. 

Los niños jugaban en el jardín bajo la atenta mirada del anciano. Para el abuelo después de su crisis emocional sus nietos le habían dado vida. Cuando eran mas pequeños todos los días los llevaba y traía del colegio. Se quedaba contando historias y jugando mientras sus padres salían a divertirse o crecían en sus respectivas carreras profesionales. No hay que olvidar que comenzaron en un pequeño apartamento y sobre todo desde que el abuelo se volcó con ellos avanzaron. Ahora vivían en un gran chalet en una de las mejores zonas residenciales adosadas a la gran ciudad. Con todo lujo de detalles. Recordando que lo material es lo importante. 

El estruendo de unos vasos rotos le sobresalto. Se enjugo sus lagrimas y continuo con sus cavilaciones. El no pensaba en nad…

Se despertó

Se despertó. El tiempo había borrado la imagen de su letargo. Una sonrisa dibujo su cara. Al menos, una persona le había recordado. Una sola  persona en el mundo. Aunque proviniese de las antípodas. Tanto físicas como existenciales. No podía reprocharselo. Al fin y al cabo ya tenía noventa años. Sin ningún hijo en su haber. Su esposa ya fallecida cinco años atrás. Las amistades perdidas por el avatar del tiempo. Unas sofocadas en el olvido. Otra por las inclemencias de las desdichas humanas. Perdidas en la inmensidad de una disculpa. Otras cambiadas ya que el interés no dio sus frutos. 
La mayoría cambio de actitud y de vida. La familia era lo primero. 

Pero a pesar de todo, a pesar de sus paseos por el parque de los sueños perdidos. A pesar de los cafés departidos con los desconocidos del lugar. A pesar de pasar casi siempre desapercibido y estar en otra órbita. A pesar de todo y de nada. A pesar de su soledad. 

Había una sola persona que le recordaba y le había llamado. Sòlo una que…