Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2012

La pesadillla

LA PESADILLA
Publicado en el diario digital La Opinión de Trujillo el 23/10/2012

Inexplicablemente, la pesadilla reiteró su presencia como cada noche, en fiebre de angustia, en vuelo persistente como mosca cautiva de un único vuelo. El sudor de lava mezclada con la lágrima etérea del deshielo. En esa descompensación de temperatura, el aliento cortaba su sueño y el sobresalto de la ansiedad le cogía del gaznate, ahorcándole en indefensión e impotencia de inocencia perseguida.
Culpable en la intransigencia de una inspectora de trabajo que daba vueltas sobre la etiqueta inexistente de un desprestigio de profesión, vuelta sobre vuelta buscando las cosquillas yertas en piel de perro de labor. Ante la insistencia, los sueños se repetían. La misma querencia de miedo transmitía su cara al contacto con el nuevo requerimiento.
Ellos, que dentro de la legalidad enmarañada y poco clara, de la prevención de riesgos laborales, habían intentado ceñirse al espíritu jurídico de la protección de los trabaja…

"Profunda emoción"

Que profunda emoción recordar el ayer. Decía Charles Aznavour en una canción que giró por el continente europeo con el garbo de un romántico en pose de cita. Galán de apostura febril y tiempos inocentes.

Emoción si cabe más cuando recuerdan a los tuyos. A los que se fueron y con hechos sencillos y humildes una lágrima acongoja el camino sabiendo de la tierra labrada del que se fue. Dejando los frutos crecer para remedo de la tristeza y orgullo del son que te alimenta en su recuerdo.

Haz bien y no mires a quien, dice el dicho popular. Y es tan digna verdad como el sol que te alimenta. Como fruto de vida del que yace. Eco sonoro del que esta. Así he podido contemplar con buen talante y con gesto sentimental como gentes de diversa condición y escalafón social responden a la llamada de solidaridad en estos tiempos que corren. Incluso me congratulo de conocer a las monjas de la beata Mariana que con su pulso de amor y compañía me acompañaron en la enfermedad de mi padre y ahora, hacen co…

“Los nombres nunca perdidos”

He deambulado por los pasos olvidados. Por el temblor de los años vistos. El vértigo de los caminos andados y el recuerdo de las vivencias anestesiadas. Es grato, otro año más, recurrir a la memoria para encontrarse con los lugares y los nombres nunca perdidos.
Tiempos más sencillos por la edad compartida. Primeros momentos de adolescencia en pecho y sueños de juventud. Descubrimientos y aventuras, locuras y dispersiones. Risas por doquier.
Además de las experiencias y lecturas de aquellos años, era de suma importancia para nuestro desarrollo vital los lugares por los que transitábamos. Los locales dónde desarrollamos nuestras habilidades sociales. Simplemente, pura relación.
Rememorando los años 80 y 90. Décadas de esplendor creativo en todos sus ámbitos culturales. Incluso de máxima expresión de alegría. Los vitales 80 y 90, diría yo. Años en los que los Ronaldos, sacando la lengua se enfrentaban a la autoridad paterna con su Adiós papa y por las noches se hacían eco de la movida de lo…

AVARICIA DE LO AJENO

Artículo publicado en La opinión Digital de Trujillo 16/10/2012


Por todo el orbe cruzó la pregunta con piel de espanto. Gobernó el esparto en sus pies. Con gesto espartano resignó los motivos sin guardar silencio, maldiciendo cualquier condena plausible.
Espantado por las pajas condenadas en los ojos irreverentes de los banqueros, los políticos y demás ralea que engatusa y condena a los incautos de mirada despistada y devenir humilde.
Ardió la condena en el cadalso de los condenados, sin duplica ni súplica, sin respuesta y sin réplica. Algo cierto existía y le llevaba los demonios admitirlo. En un desorden de frases y conspicuos pensamientos, sin alharacas de manifestantes furiosos ni algaradas violentas de poder, cerró los ojos. Sin dar un crédito diplomático a las castas que ingerían la vida de la mayoría, interfirió con su pensamiento en la vida de la población rayana en la medianería y en las bajas pasiones. Descubierto el origen y el mal endémico de los que ésta España nuestra …

ROSARIO Y FECUNDACIÓN

Publicado en la opinión digital de Trujillo 3/10/2012El ambiente recogido en sus pupilas era frío. Se aflojó el cinturón, bajó la cremallera de su pantalón, se descamisó, colocó ordenadamente sobre el respaldo de la silla la chaqueta y la camisa. Se repantingó como pudo en la silla en que, presumiblemente, alguien como él, en su misma situación, había estado antes haciendo lo mismo. Cuando la chica morena dijo: "ahora te toca a ti".Cogió el mando del televisor y encendió la pantalla. Aparecía una beldad arrolladora de sexo turbador y pechos excesivos. Adecuados a la escena que estaba viviendo. Cogió su verga y con un mecánico gesto acompañó las sacudidas rítmicas de la mujer de la pantalla.Todo parecía impersonal. Aséptico. Sin quizás pronombre y carente de posesión determinada. No había sexo por sexo. Pero quizás sí, mucho amor. El espasmo quería llegar. Los latigazos de placer acudían a los nervios del capullo. Y en postrero impulso acerco con la mano liberada un frasquito…

“Un hombre y un pueblo unidos por la raíz”

A Restituto Diadosa Palacios. In Memorian.


​Reyerta de Octubre en Madrid con el calor deshumanizado calentando el día. Me enfrento al trasiego de la tarde ojeando fotos y registros del ayer. Magistral forma de encuentro y compañía , en las formas de unas fotos de nuestro querido arrabal, dicho con todo el cariño y orgullo del mundo.

​Ensimismado contemplo las imágenes de las fiestas del Rosario, de las capeas y demás actos que hacen del pueblo un solo himno.

​Me maravillo al pensar en la declaración de intenciones y en los valores que anualmente se reiteran con las fiestas. Nunca deberían perderse a lo largo del año y crecer bajo todo estamento reconocido.

​Me traslado al recuerdo de una persona que fue entrañable para el pueblo. Calzado sobre las chirucas de su nombre, mi abuelo Restituto Diadosa Palacios. Hombre que en su declaración de intenciones y valores mucho tuvo que ver con nuestro lugar. Y que mejor momento para recordarlo que, en nuestras fiestas. Ya que, el presente deb…

"Texto para una boda"

Hace tanto de la noche primigenia. De patio y renglones. De bocata y Fuente del Berro. Con el nexo compartido de un colegio desaparecido y las noches en las que fuimos reyes de las noches de Madrid al compas de las voces magneticas del king Creole. Han llovido risas y lamentos compartidos desde entonces en preñez de momentos nuevos. Hemos crecido juntos y en lectura de años repartidos. Por eso me motiva y me visto de orgullo al ver tu felicidad en tus ojos querida Liliana, como yo te apode. Al lado Juan caballero andaluz con gesto tranquilo y donaire acompasado. Con sano afecto de veros motivados en tamaño empeñó. A pesar de distancias y aviones. A pesar del canal de la Mancha. A pesar de la chulería del foro madrileño y el gracejo garboso del arte del Gusdalquivir. A pesar de los vaivenes laborales. Hay estáis vosotros con la fuerza ilusionante que derriba cualquier traba dando ejemplo de los esfuerzos del corazón.

Ahora como un poema nuevo por hacer, escribís Juan y tu la canción…

"El vértigo de rubia mujer"

Melena rubia. Pelo largo ondulando en vaivén de pose. Labios gruesos. Ojos rasgados de misterio ensangrentado. Leve escote. Mirada cansada. Demoledora, perdonavidas. Con la sutil afectación de sus dedos sobre la pantalla. A pesar de la seguridad física que transmitía de hembra arromadiza. Había algo en el temblor de sus dedos que testificaba lo contrario.


Arrobada por un golpeteo rítmico acompasado de la espera de una repuesta. Los segundos avanzaban como salivazo exclusivos en la apostura inquieta de su estampa.


Todo perfil impaciente se iba enguatando en el corsé de su mente. Su mirada de augurio secreto y horizonte peligroso tenía enquistado un presentimiento. Con la arritmia de su figura en virtud de una espera. La respuesta yacía en algún lugar. Invisible. La conexión dejo de latir. La cobertura se perdió entre los túneles del suburbano.


Una mueca transfiguro su cara. Su cuerpo que era oda en movimiento, trasmuto en un swing sincopado para convertirse en un be bop improvisado. …

"Sexual feeling"

Enriquecido en la complicidad de la feromona. Y con las ganas vitalistas de realizar la apología del sexo. Activa función de deseo. Despertar instinto y canalizar la fuerza expresiva de la naturaleza en movimientos compartidos. Con el ansia de las respiraciones entrecortadas en ubicuo movimiento. Con la fuerza del deseo destemplado en sudor y arraigo. Con las destemplada variación de las lenguas en comunión de éxtasis. Y con la cara transfigurada en expresión de tigresa germinal. Devora y corrupta del sexo enhiesto. Fierecilla erguida que lucha denodadamente por no arrumbarse en la flacidez de las letanías crepusculares. Plegaria de voz de mujer en arrullo de verbo y acción. Consolidando el olor penetrante del sexo en acústico grito de orgasmo. Los pechos frecuentados por la curiosidad de las manos en torbellinos movimientos de caricias y apretones. Y la lengua en sutil sorpresa de pezón sopesa la teoría y anestesia la duda. Objetivo disfrute de los pechos a flor de piel. Encrespados…

No olvides a nuestros mayores

AULLIDOSVITALES
      NO OLVIDES A NUESTROS MAYORES
Artículo publicado en el periódico digital la opinión de Trujillo 01/10/2012
A Paco Fresneda Minguez Con el tono templado del otoño en la paleta de mis sensaciones. Pinto tu rostro y contemplo tu ironía con la pistola cargada de melancolía. Quizás con la carga emocional habilitada para dar un prisma objetivo a las cuentas existenciales de mi barba entrada en los cuarenta eslabones de mi rostro. Con el aprecio meditativo de nombrarte a cada rastro de mi existencia. Bebo tu mirada y contemplo los gestos compartidos. Derramo lágrimas y pronuncio tu nombre arrostrando la posesión que mejor ejerciste de sustantivo vestido y engalanado de diversos adjetivos. Iluminado por los adverbios que me enseñaste en actitud de vida: papa. Con esa generosa actitud vitalista que nos caracterizaba, vuelvo a sentir la vida corriendo por mis poros. Después de años lastrados al consuelo de tu desconsuelo y ser mi objetivo casi único. Hacer de tu enfermedad nues…