Ir al contenido principal

"Sexual feeling"


Enriquecido en la complicidad de la feromona. Y con las ganas vitalistas de realizar la apología del sexo. Activa función de deseo. Despertar instinto y canalizar la fuerza expresiva de la naturaleza en movimientos compartidos. Con el ansia de las respiraciones entrecortadas en ubicuo movimiento. Con la fuerza del deseo destemplado en sudor y arraigo. Con las destemplada variación de las lenguas en comunión de éxtasis. Y con la cara transfigurada en expresión de tigresa germinal. Devora y corrupta del sexo enhiesto. Fierecilla erguida que lucha denodadamente por no arrumbarse en la flacidez de las letanías crepusculares. Plegaria de voz de mujer en arrullo de verbo y acción. Consolidando el olor penetrante del sexo en acústico grito de orgasmo. Los pechos frecuentados por la curiosidad de las manos en torbellinos movimientos de caricias y apretones. Y la lengua en sutil sorpresa de pezón sopesa la teoría y anestesia la duda. Objetivo disfrute de los pechos a flor de piel. Encrespados en los momentos de los minutos virtuosos. Obviando el espacio y el tiempo. Germinando la posibilidad del orgasmo mientras el culo artístico activa el movimiento en contracciones de rimas asimétricas. Y la selva vence las tormentas y los truenos que arropan los cuerpos en decadencia de cansancio y adjetivo. Mientras los antílopes corren por las superficies descomunales de la dermis. Sin necesidad de la morfina que soliviante los problemas de la vida. En una derivada de acto supremo que culmina en un suceso de suspiro y descanso. En la algarabía destetada de un sueño de arrullo en dos cuerpos liados de brazos y piernas. Y así el seco tormento de la calima en pecho descubierto que atempera en el plúmbeo estallido del éxtasis en fuego de artificio. En quimera de feliz retorno en los cinco confines de los sentidos utilizados. Siendo por tanto la noticia última que da paso al relax, el sexto de los sentidos.

Y así, mientras cierro los ojos y me sumerjo en la condición sine quanon de la flojera mental internandome en la tranquilidad perentoria del que duerme y exonera sus pecados. Advierto en advertir la fortuna de su cuerpo y la locura de su xexo deseado. Entre el desconsuelo de un anhelo ahora concluido. Crece la llama para repetir la sentencia del deseo en la flor de su renglón escrito con nombre de mujer.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Postal de felicitación"

"Postal de felicitación"

Azorín hizo una descripción del problema y publicó su receta, bien simple, para remediarlo. “Pues bien, muchas veces he tenido que redactar una noticia y me he visto en grande aprieto. La noticia ha de ser breve, clara y exacta. Dos escollos peligrosos tiene el noticiero. Dos escollos ha de sortear con destreza, como sortea el nauta las sirtes: la anfibología y la batología. Dicho queda en culto. Pero dicho queda de modo técnico y preciso. La anfibología es la confusión y la impropiedad. La batología es la repetición y el escribir prolijo. Como un breve y limpio cristal ha de ser la noticia”.Dejando a un lado la insistencia del autor en la brevedad, está claro que lo exigible es la claridad y la limpieza.

Por eso solo es mi deseo felicitarte el nuevo año que comienza. Descargar lastre negativo. Que la salud te obsequie y acompañe cada día. Dejar compañías que vicien tu alma. Sonreír y vivir cada momento como si fuera el ultimo. Jamás olvidar a los sere…
"La Gran Aventura"
De la vorágine de la gran ciudad a la placentera calma de la vida rural. La turbia mirada del desencanto replanteando la situación. Quiebro a la rutina y vigor al espíritu.
Esa intención me llevó a un nuevo suceso dentro de los compases de mi vida, y no a la quimera de una gran "aventura", como en el cómic del gran Milo Manara del mismo título.

Descubrimos las vicisitudes del protagonista, cansado de su peregrinar constante, que se apuntó a un casting para un concurso en el que la promesa era la consecución de la vivencia de una gran ventura.

Pero, en realidad, esa extraña quimera se encuentra presente siempre en la cotidianidad de nuestros actos, siendo los monstruos fantásticos y demás seres animados minucias para lo que nos encontramos en el día a día.
Hallamos anónimos héroes en su particular partida con la mensualidad de sus actos.

Así, lo he podido constatar en este tiempo sabático, en mí caminar constante. Como un “Labordeta” sin mochila com…

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…