Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Bocetos en el metro. Nunca será siempre.

A la memoria de mi padre y los que se fueron en la cercanía de difuntos. 

Que el frío llega y la vitalidad se calma en arena de combate. Que el pulso no es soleado. El epitafio siempre tiene letras por hacer y la gracia de la condena es pillarte desprevenido. Sin la colada por hacer y con las dudas por resolver. El ingenio del ingenuo es premio de supervivencia. 
En la calle, las palabras se oscurecen y una tentación de farolas, el único consuelo al que asir las frases olvidadas. Crepúsculo mental en el metal de la fragua. Apilados los motivos autómatas del que consiente en golpe de martillo y holocausto. Gravitando el paso del pasado que nunca llegara. Y las voces se diluyen por calles húmedas de otoño. Las lugareñas atizan las brasas en la chimenea del consuelo, la sentida aseveración con la que reafirman la sentencia de sus maridos. Tiempos que nacieron en el canto rodado del cambio ya no volverán. 
Un lamento desplomado es la única certeza del Sur del alma. Nunca volverán los tiempos…

Viva la democracia! , ¡aunque les joda!

Artículo publicado el periódico La Opinión de Trujillo el 29 de octubre de2013



Como una bomba adherida al pulmón de los impulsos vitales, estallando al adentrarme en la triste noticia de una resolución que vulnera la propia justicia de la que marca el Tribunal. No me vengan con gestos de orgullo patrio y sensiblería de escaparate o foto colgada en el perfil del face. No me vengan con la auténtica desproporción de una variación de tan sensible calado social como son las víctimas. No solo del terrorismo impune del nacionalismo sino el de reyerta de calle y sexual provocación en la apostura indefensa de las pobres ofendidas y su gente más directa. Aunque por ende a toda la sociedad que se ve desprotegida y desamparada en el juego jurídico y fundamental de los derechos.

¿Qué quieren que les diga? Mi opinión es clara y directa desde estas líneas, con la única responsabilidad para el que esto escribe y suscribe: estoy harto de este virus perpetuo. Harto de una justicia de la que cada vez queda…

Lou Red. Que estas en los infiernos

"Lou Reed que estás en el infierno".

Denota la nota una sorpresa Y la noche se desprende de la heroína Como un pinchazo mal hallado En la tenue luz de un adiós
Y germinan frases destiladas Aunque fuera tarde para el perdón  Y los labios morados, derrotados Versos del valor de un riñón 
Transitaste por el lado salvaje Y la dentellada de la raza Te hizo depurar los instantes En los trazos amargos de carnaza
Huiste por el lado salvaje del poema Ya que la realidad era absurda condena Malhumorado aunque irónica mirada En tu iconico gesto se apoyaba
Lou Reed figura que embelesaba  Aunque muchos no te flanqueaban La postura de tu voz en la quema De las vanidades precisas de tu flema
Velvet era una vuelta de todo, suburbana Antes que el índie fuera inventado Eras sello de la contracultura urbana   los egos de la noche en sexo eran colmados
Ya nos dejas para instalarte en el submundo  Del personaje de los hombres hecho mitos Entre los poetas y los músicos, presunto Bardo del verbo y…

Encargo de un poema.

Hoy me he llevado una alegría al pedirme una lectora o encargarme mejor dicho la composición de un poema, para regalarle a su sobrina que cumple años mañana. Ya que le gustaban muchos de los que leyó míos anteriormente. Ante esta petición no he dudado ya que me ha llenado de orgullo poder compartir mis versos y que sean regalados entre personas que se quieren. El que he realizado para la lectora dice así, aunque no es la versión definitiva,  ya que la última versión será para ella:

No quiero descartar  El juego de los afectos Late fuerte corazón En el amor de mi pecho
Cruzo el charco y recuerdo Voz de ayer sonrisa tierna  Mi sobrina flor de cerezo Engalanada y despierta
xxxxx de sutil cumpleaños  Despierto en España  Sabiendo de abrazos añorados En la voz mía que te acompaña. 
Feliz cumpleaños
JaviJerryLee®octubre2013. Día 28.

Bocetos en el metro. "El privilegio"

Así pues, con el efecto de la sensación nocturna de la libertad cerró la maleta. Inundando las calles el abrazo del otoño, en el pedestal del centro, de la almendra de Madrid. Inspiró por un instante, sintiendo el agua en la piel de su cara. Era lluvia fresca de recién amanecer. Sin ningún tipo de indiferencia sintió la profunda sensación de una palabra: privilegio. Así es, la emoción le embargaba en los poros de su piel, era un tipo privilegiado. Lo sentía tan intensamente que los reproches a sus malos momentos eran olvido de agujero negro sideral. Pensó que a uno le podía proveer la vida de una manera más positiva o negativa, pero de nada servía si el jugo de la existencia no era disfrutado con fervor. De la misma efervescencia de la fruición, lo mucho o poco que tenia, era saboreado con la pasión del instante.  

Respiro tan profundamente como recordaba. Se caló el sombrero y con pose de galán asió su equipaje. La vieja estación, frecuencia de sus anhelos. Vigor de privilegio, arro…

Bocetos en el metro. La llamaban "la borracha".

Por las ciudades, de Tijuana o de Jalisco,  sus pasos fue llenando de sus calles y las calles de sus risas. 
La llamaban "la borracha", no hubo amor como el que tuvo ni en los lamentos de Chabela Vargas. Retenida en la pose de una historia mitificada. 

La  llamaban "la borracha",  deambulando por los bares de su olvido. Ingiriendo los grados de su desespero en la tormentosa visión de su existencia. 

La llamaban "la borracha", en su cama consentía las penas de sus desamores. Comprendía la derrota en el alcohol de sus deseos. Desvariados abrazos del uso de sus besos. 

La llamaban "la borracha", en las mentiras de su ego. En las bofetadas diarias de su vida. En las caídas constantes de sus caminos distorsionados y tomando las horas sin respiro. 

La llamaban "la borracha", con los girones de la vida revueltos en su gaznate. Con los amigos desconocidos equivocados y con los consejos de la amistad tiroteados, huyó por la barra de un bar. 

La llama…

Bocetos en el metro. Inspiración nocturna.

He dejado dormidos los proyectos en sueño de madrugada. La noche coge mi pulso ejecutando la realidad del pan del día. No hay bloqueo en la soledad de la calma nocturna. El poema es rescatado por el efecto de la estrella. En este letargo de trago sentido la disolución de la percepción es consecuencia del cansancio. Los versos corretean alrededor de mi cabeza. Mis ojos observan el baile de la disolución de rimas sin fin. La voz de mi conciencia me pide dormir. Las sombras como cantos de sirena acarician el sopor de mi estado. La cama finalidad de amante me espera. No hay segundos que perder. El miércoles me aguarda con un nuevo reto intercalado entre la semana y sus migas de otoño son cosquillas en mi piel. Rumor de nana al encuentro de mi pereza. Ten solo el silencio y los párpados caerán. No habrá más solución que el Plácido sueño en letanía de octubre, próximo ya los estertores del mes y su impostado escenario de serie B, film americano vendiendo las excelencias de la muerte y sus r…

Otoño en la piel, premura de proyectos.

Artículo publicado en el periódico La Opinión de Trujillo el  21 de Octubre de 2013 Cae otoño chaqueta en mano. Pide mi abrazo y veo muchachas bonitas de serena belleza. Tranquilo gesto en las hojas secas que me reciben, plácidas calles de Madrid.  Se solapa el gesto y sólo, específica el remite de otoño, horas tempranas desveladas de aurora. Sol tempranero, cada vez de más presto anochecer. Temporada de café y letargo. Tertulia y compañía. Las horas van vistiendo a las mujeres como inversamente los árboles se desprenden de sus prendas. Otro rasgo más, de la timidez de las ramas límpidas, en silencio recortado de café colmado.Las horas caen como borrones de tinta y la soledad es, esperpento de sonido anestesiado. Cruza el pensamiento y la calle Serrano es recorrida. Tanto traje y corbata de ahogadas expresiones. Tanto tacón suelto al rencor de un despido improcedente. Caen los libros de los estantes de la biblioteca del Colegio de Abogados. La solemnidad es fría, de decadentes miradas a…

Bocetos en el metro. Lunes en el vagón.

He huido a galope tendido de la voz incrustada del diablo. Robert Jonhson inspiro el camino a través de un acorde seco. Perdido en el estruendo de su voz el diablo le pide explicaciones. El suburbano es el caballo que enseña al mundo las palabras cotidianas en la voz del pueblo llano. Rascan las notas de Jonhson las sílabas del perdedor y en su blues de años perdidos Tom Sawyer encuentra al negro acosado. Baldío impulso de huida en la extraña cárcel del vagón. Los sonidos del sur arrecian en las miradas ausentes de los viajeros. Es la sangre mortecina de un lunes inyectada en los ecos de sus mentes. 
El vagón avanza perdiendose entre  la negritud ocre del túnel y su silencio mañanero. La canción de Robert Johnson cierra lejana la sospecha de la condena, aunque el diablo se froté las manos, el aullido será el efecto placebo para soportar la semana. 
JaviJerryLee®octubre2013. Día 21

Bocetos en el metro. A ti mujer.

Te veo en un juego de dulce azar. Salsa de azucar. Cuerpo de ola como la cancion. Azahar de sonrisa y brisa. Tropicales abrazos de luna en pos de sueño. Arena suave de la voluntad de tus pechos desnudos. Grave fragancia que te sustenta etérea en el firmamento del hombre. Onanista impulso que todo lo sabe. Guayaba fresca que eres gaya del orgullo humano. Del presente del futuro que nos brindas. Sexo que enloqueces a la cordura sin atar de locos de atar. Diatriba del bolso en la ecuación incomprendida del secreto que guardas. Silogismo cierto de vuestra compañía. Gratificación del verbo bello que garantizas la obsesión del belfo a flor de piel. Estímulo poético del símil y su encabalgamiento. Discurso encendido de los humores de la voz. Placebo del verbo en la pleamar de su efecto de luna llena, luna etérea, luna encendida. Constante plegaria de los hechos diarios en el perfume de tus manos. Ojos que guían la ceguedad de nuestros males, calmando la insustancial saliva de la cobardía. La…

Bocetos en el metro. La habitación.

17 octubre de 2013
Reposó el poso del café cargado. La habitación con vistas desvistió  la mirada y la quietud era pose de tiempo.  Calma continúa de alcoba a cobijo de la vivencia enquistada tras la cortina de la ventana. Serena obsesión de minutos amaneciendo. El bostezo era mueca de letargo ensoñador. Nuevo despertar a cobijo de la seguridad de un dormitorio. Construido bajo horas de ilusas pretensiones. Enhebrando la soledad en los instantes germinales. Con la absoluta discreción del solitario. Derroche ausente de sombra. Portando el ego en el portafolios de mimo y piel. 
Pero tanta calma, quietud, tranquilidad, serenidad, silencio serán tan buenos consejeros que no dejan atisbar el sol y su inoportuno abrazo???
JaviJerryLee®2013

Fiestas del Rosario 2013.

Artículo publicado en el diario La Opinión de Trujillo el 15 de Octubre de 2013Puedes seguirnos en Facebook. Busca aullidosvitales.  Del lúgubre escenario en el que nos movemos. De la realidad sostenida en el camposanto político y laboral del mapa de nuestro territorio. De los problemas universales abordados, ¡nada mejor que obviarlos por un fin de semana de algarabía y vivencia! Dejar zanjadas las claves del desarraigo que tratan de imponer, instalándonos en cúpulas  individuales, manteniéndonos como corderitos antes de ser degollados. Plausible presencia de un respiro, el fin de semana grande de las Fiestas del Rosario, de mi pueblo arrabalero de Las Huertas de Animas. Ha sido la mejor excusa para abandonar el lodazal real de esta España nuestra y perderse en un escenario de risas y encuentros. De la verdad gramatical y física del pasado en firma de raíz, en la apostura del hombre y su entorno. Llena de gozo la celebración en si. Ver al personal con la mejor de sus sonrisas reafirmand…

"The Crazy Ninties"

"The Crazy Ninties"
No soy fumador. Reconozco que se está mejor en los bares sin el rastro del olor del delito. Pero anoche, eché de menos el humo del antro. La mezcla con el escenario y el ambiente. Con la luz y las sombras. Con el grupo y el público. Juego de acción y síntoma de drama. La música lo precisaba para sostener las notas que The Crazy Ninties solventaban en favor de la oscuridad y la alevosía. 
Con el efecto doloso de manejar una serie de canciones en su mayoría de la década de los noventa, fueron culpables de variar y domar canciones imposibles. Temas de Nirvana, Metallica y ACDC que no son grupos de mi agrado, los pasaron por el tamiz de una estructura más folky, rockera y jazzy. Haciendo mucho más digeribles tamaños estofados empachosos. Sorprendido me vi con una versión que mezclaba el himno de Loquillo "Feo, fuerte y formal", con una canción que significa mucho para mi, ya que con ella inicie mi primer baile nupcial: "Stand by me". La mezc…

Emigrar con la frente marchita

Artículo del diario digital La Opinión de Trujillo el 08 de Octubre de 2013 Su disyuntiva fue la de creer o la de huir. Fue el prodigio del discurso lo que le embelesó. La apostura y el donaire. La raya postrada con recta regla sobre su cabeza separando los cabellos. El traje al corte en venial sustento, como el que lo lleva impreso en su cuerpo. Líneas maestras de perfil de sastre y aguja.  Cartera en mano y palabras llenas de artificio. Contagiosa de las dudas de la existencia. Contagiosa de los miedos de toda una estampa murmurada a cada pliegue de tertulia, a cada tesis de pretendido gurú. Con las sílabas resonando en el precipicio de un abismo recortado. Cancelada la cancela que abría el portón del dinero público. Los tajos de los recortes habían herido a la investigación.Y así se quedo él, con la boca partida en una sílaba vacilante, como el funámbulo que juega con la altura y en su equilibrio sortea la suerte. Mientras, los presentes tiemblan como el ciudadano de a pie desconfía …

La mala educación de nuestros infantes

La mala educación de nuestros infantesLicenciado en Derecho. Recursos Humanos Francisco Javier Fresneda Diadosa | 02 de Octubre de 2013 Con las mismas armas que un hombre sin escrúpulos enseñó a su vástago a defenderse, abocado en una línea dispersa, enfrentó las disputas infantiles en personales afirmaciones de autoestima. La violencia disimulada era reproche a las sacudidas de traviesos mocosos. La frontera de la igualdad entre los iguales era sueño de artificio, ya que la única justicia era la del padre bajo la instrumentación de la marioneta del niño. Eran temor de parque y compañía de desconfiado amanecer, confiscado a las buenas maneras de su pose.Otra madre, en cambio, bajo una cúpula de cristal, confirió la esencia de su hijo y la presencia física era motivo del cuidado del mimo excesivo. De pura exageración el niño lloraba sin más con una simple mirada. Era un requiebro en el alma.Otro padre socarrón, gesticulaba con la vanidad del importante, hechos y acontecimientos que jamás …