Credo creativo de Kerouac. Punto 3

3⃣Trata de no emborracharte nunca fuera de tu casa.

Es rara esta aseveración del gran Jack. Pero como se desprende de sus lecturas a pesar de sus innumerables encuentros, reuniones en su casa o en la de otros amigos, donde la realidad se distorsionaba y las grandes diatribas existencialistas daban tono a la bacanal de sexo, droga y jazz. También era asiduo degustador de los garitos nocturnos y catalizador del be bop con el ritmo de un compás de alcohol y compañías de diversa calaña, a parte de su mundillo, era el que fijaba los diversos estereotipos del lumpen callejero.

Por ello no estoy ni muy seguro ni creo a pie juntillas en esta afirmación ya que le daba vivencias y personajes que imprimían mayor carácter a su literatura. Sin sus borracheras ya sea dentro o fuera no hubiera escrito mucha de las cosas que escribió.

Comentarios

Entradas populares