Ir al contenido principal

Cuatro versos y las Fiestas de Trujillo

Artículo publicado en el periódico La Opinión de Trujillo el  26 de Agosto de 2013

Cuatro versos y un acorde al que componer una melodía que dé la cara a la realidad de un público olvidado. Cuatro versos y un e-mail que teme abrir. 
Cuatro versos y una rima que cruje al sonido de la apertura del buzón. Cuatro rimas en versos sin métrica y libertad de movimientos. Cuatro voces y el anuncio de una boda. Una invitación de despedida y el adiós de un pulso sin final. Cuatro versos y un funeral de risas del pasado. Cuatro acordes y una canción sin rima. Nunca tocó en los festivales. Nunca cuatro versos entonó en el escenario del castillo. Cuatro suspiros y la emoción de cuatro noches en la esencia de Trujillo.
Cuatro versos y cuatro lotes de mentiras en las alforjas del olvido. Cuatro versos de despedida y la memoria marchita del rencor de los demás en la apostura del despiste de su voz. Cuatro suspiros por las almas de los no recordados. Cuatro calles sin nombres conocidos.
Cuatro desplantes desplantados en la voz de un perdón. Y el cantante no compuso la canción que fama entendió. Exceso de presión de jueces que nunca llamó. Esa circunstancia de los que no comprendió en las rimas que arribó. Otra ilusión decapitada por la sangre que sangró la sinrazón de los oprimidos de un futuro licuado en un porvenir descreído.
Las cruces son sencillas de hacer ante la ofensa inocente. Pero la carga de la paja en el ojo propio no tiene sentido ni autocrítica en la conciencia del arrogante ni del chiquillo mimado. El público no valora la excelencia del artista que se conmueve y comparte sus sentimientos. Sólo la diatriba de la composición merece el pago de la presencia. No importan las descargas del pirata si el pirata reparte su botín en los conciertos de los que creen en la vocación sin más y en su pretensión evocadora.
Cuatro sombras desplazadas con la luz del ocaso. Cuatro semanas de agosto a punto de atisbar el fin. Cuatro pasos sin rostro encaminan sus nombres por la Cuesta de la Sangre. Se encaminan al cadalso de la solemne presencia del autor en busca de aplausos dormidos. Del reconocimiento que impida decapitar su musa atrapada. Acordes de una reconciliación en tierra de conquista. Trastes que no rompan la estampa del castillo y su amor de luna. Cuatro noches sin final, cuatro recuerdos cuelgan de las ramas de la higuera del patio de armas. Cuatro besos en la estampa del escenario de la madruga. Cuatro impulsos en los versos que pretendió rimar. Cuatro gritos de una libertad sin igual. Cuatro pulsos que nunca quiso mitigar en el ocaso romántico de la villa medieval.
Cuatro por cien voces a los que acompañar.
Agosto de luna en pecho en las fiestas de tu gozo. Farra de noche en la cautiva voz de los que pretenden vivir la vida. Consuelo al que asirse en tiempos de crisis. Fuerza de futuro al poniente por ver. Verdad de sueño y verdades pretendidas. Que la razón de la fiesta sea gozo en el alma. Reconciliadora presencia de la Virgen de pronta venida con la victoria obtenida. Cautiverio de moros y cristianos.
Cuatro pueblos al unísono de la solemne luna en la advocación de la virgen. Trujillo, Huertas de Animas, Huertas de la Magdalena y Belén, unidos su gentío a la festividad de su territorio jurisdiccional y con los pendones del orgullo y la satisfacción compartiendo los cuatro acordes de la fiesta, con el escudo heráldico testigo de los acontecimientos que el pueblo y el visitante tratan de vivir junto a la emoción del artista.
Salven las voces en la plaza de nuestro núcleo sentimental y vital. Salve a la virgen en luz de poniente con la luz de la fe. Pelo erizado en la piel de una raíz engendrada en la tradición de un pueblo de costumbres legendarias y nombrado hasta la saciedad en los confines del mundo.
Como gentiles hombres espero compartir el disfrute de la ausencia en la noche compartida de la festividad de nuestra tierra. Y esta vez, seguro que, disfrutarán de mi ausencia hasta la semana que viene. Estoy seguro de ello. Tomarán fuerzas para la temporada que comienza. Felices fiestas.
Kerouac97@hotmail.com
 

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Postal de felicitación"

"Postal de felicitación"

Azorín hizo una descripción del problema y publicó su receta, bien simple, para remediarlo. “Pues bien, muchas veces he tenido que redactar una noticia y me he visto en grande aprieto. La noticia ha de ser breve, clara y exacta. Dos escollos peligrosos tiene el noticiero. Dos escollos ha de sortear con destreza, como sortea el nauta las sirtes: la anfibología y la batología. Dicho queda en culto. Pero dicho queda de modo técnico y preciso. La anfibología es la confusión y la impropiedad. La batología es la repetición y el escribir prolijo. Como un breve y limpio cristal ha de ser la noticia”.Dejando a un lado la insistencia del autor en la brevedad, está claro que lo exigible es la claridad y la limpieza.

Por eso solo es mi deseo felicitarte el nuevo año que comienza. Descargar lastre negativo. Que la salud te obsequie y acompañe cada día. Dejar compañías que vicien tu alma. Sonreír y vivir cada momento como si fuera el ultimo. Jamás olvidar a los sere…
"La Gran Aventura"
De la vorágine de la gran ciudad a la placentera calma de la vida rural. La turbia mirada del desencanto replanteando la situación. Quiebro a la rutina y vigor al espíritu.
Esa intención me llevó a un nuevo suceso dentro de los compases de mi vida, y no a la quimera de una gran "aventura", como en el cómic del gran Milo Manara del mismo título.

Descubrimos las vicisitudes del protagonista, cansado de su peregrinar constante, que se apuntó a un casting para un concurso en el que la promesa era la consecución de la vivencia de una gran ventura.

Pero, en realidad, esa extraña quimera se encuentra presente siempre en la cotidianidad de nuestros actos, siendo los monstruos fantásticos y demás seres animados minucias para lo que nos encontramos en el día a día.
Hallamos anónimos héroes en su particular partida con la mensualidad de sus actos.

Así, lo he podido constatar en este tiempo sabático, en mí caminar constante. Como un “Labordeta” sin mochila com…

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…