Género violento



Artículo publicado en el periódico La Opinión de Trujillo el  26 de Noviembre de 2013
                                 
 Que la violencia sea motivo de olvido y el destierro de la indiferencia sea castigo a los culpables de su verbo.

Derroche frío de calor humano. Ventisca violenta del sol que no da. Marca de epitafio en mueca de miedo. El grito que acongoja y el gesto que revisa por sí, señalan los dedos incrustados de una mano. 

Cierra los ojos en la tórrida emoción de una ilusión disuelta en los ecos de improperios que recibe cada día. Inesperadamente como tormenta de agosto. Recibidos como vómitos que anestesian su verdad. 

Las legañas, pegamento que rompe el alba. Persianas de derrota que asimilan la cruda certeza de un verbo violento. Realidad transcrita en la cortina de humo de un hombre que no respeta la certeza de un pronombre de mujer. Tatuado en su rostro la conjugación machista del verbo poseer. Soledad de cuadrilátero. Puñetazo por ver en la próxima estación de su antojo, partido en el vocablo temeroso de su esencia. 

Tras el rincón de su miedo, una palabra teñirá el desprecio. Resistirás con el miedo constante intentando cercenar el impulso valiente de tu denuncia. Expresarte es tu salida. La unión más que nunca será tu fuerza. Las agallas del gallito se verán reducidas a la imploracion del sujeto cobarde. Anestesiando la violencia en una reclusión de nunca. 

Contra la violencia de género. No calles. Denuncia. Juntos venceremos. Es la consigna para acabar con el miedo. Aunque la ley, deba volver a cumplir su honor perdido para  no dejarse amilanar por las últimas circunstancias. Que los jueces impartan justicia como un fin deontológico y ético. Olviden los partidos y la hemorragia política instalada en los interés de los Tribunales de justicia. Hasta qué la palabra libertad resuene en todas las fronteras derribadas. Ilusionando todo el futuro por ver. Sin ninguna cadena. Rompiendo la soga. Quebrando cualquier dilema temeroso por duro y cruel que sea. La denuncia esta en marcha. Los apoyos también. La sociedad unida contra esta lacra, liberará tensiones y las mujeres podrán soñar por un presente mejor. 
Así pues, hasta que haya justicia, les conmino a las mujeres maltratadas (y a los hombres también) a repetir la canción del Duo dinámico, "Resistiré".  La sociedad es su apoyo. 
Ya me despido como siempre, hasta la semana que viene, disfruten de mi ausencia. A aquellos violentos renegados, les invito a olvidar sus maltratos en la cicuta destemplada del rechazo y condena, bajo la privación de libertad. Su libertad. 

Kerouac97@hotmail.com
Contra la violencia de género. No calles. Denuncia. Juntos venceremos. Es la consigna para acabar con el miedo. Aunque la ley, deba volver a cumplir su honor perdido para  no dejarse amilanar por las últimas circunstancias. Que los jueces impartan justicia como un fin deontológico y ético. Olviden los partidos y la hemorragia política instalada en los interés de los Tribunales de justicia. 
Así pues, hasta que haya justicia, les conmino a las mujeres maltratadas (y a los hombres también) a repetir la canción del Duo Dinámico, "Resistiré".  La sociedad es su apoyo. 
Ya me despido como siempre, hasta la semana que viene, disfruten de mi ausencia. A aquellos violentos renegados, les invito a olvidar sus maltratos en la cicuta destemplada del rechazo y condena, bajo la privación de libertad. Su libertad.

Kerouac97@hotmail.com
 


Comentarios

Entradas populares