Flor de pasión y la peligrosa visión del IVA cultural



Articulo publicado en el periódico La Opinión de Trujillo el  29 de Enero de 2014

Traigo a colación un tema que muestra el camino a los que gustan de gobernar con leyes de esperpento, solapadas de incongruencia y desafío. 

La cuestión es que deben  alarmarse ya que el tema en cuestión tiene melodía de intratable audición.

Precisamente cuando se cumplen treinta y cinco años de un programa como Flor de Pasión, del excelso locutor Juan de Pablos, cuya raíz familiar proviene de nuestra tierra. y bajo cuya curatela hemos aprendido y comprendido el sentido de la música y la historia de la misma, provocando en el oyente la familiaridad del que conoce y guía con la confianza plena en transportar a un viaje de consecuencias satisfactorias.

Toda una experiencia que vengo siguiendo desde mi adolescencia, generando valores éticos, sociales y educacionales que sólo la cultura puede darnos.

Así pues, esta concomitancia entre cultura y persona genera unos aportes que no pueden posiblemente materializarse de una forma económica  pero si tiene muchos puntos de apoyo  para la formación del ser humano. Tan esencial para el desarrollo del hombre y su ser, motivando facetas como la creatividad, la sensibilidad, la memoria,  la cultura y la solidaridad.

Temas como la piratería y el IVA doblegan el impulso y la lucha de un sector que tiene una importancia evidente partiendo de la premisa del párrafo anterior. Respecto a estas cuestiones hay que reseñar el cierre de una empresa que comenzó en el año 1959,  a desarrollar su labor en un piso de Madrid, montando tocadiscos bajo el nombre de Iberofón. Posteriormente, evolucionó a partir de los años sesenta para fabricar, según pasaban los años y las necesidades de los soportes: vinilos; casetes; vídeos VHS; cedés y deuvedés.

Durante una travesía de frustraciones y desencantos esta gran factoría de la industria discográfica, en 2006 acabó en manos de la multinacional alemana Bertelsmann, pasando su nombre comercial a ser Arvato Digital Services. Con la última inyección letal del aumento del IVA, ha quedado a la intemperie su futuro, cerrando su actividad el próximo 30 de marzo  y con ella se irán a la calle sus 134 trabajadores.

Es la historia de nuestra piel. Las otras factorías han ido poco a poco. Es, a la vez, un signo más de cómo la industria discográfica se desintegra después de millones y millones de discos.

Con ello, me indigno ante la última jugada gubernamental. La bajada del IVA a la cultura de un 21 a un 10 por ciento. Pero, queridos lectores, como todo en este país, los benefactores acaban siendo una clase elitista y potencialmente privilegiada, con las alas del poder en su bendecido futuro. El IVA baja en el campo cultural,  pero de momento, sólo al destinado al Arte, expresión de opulencia y clarísima desigualdad ante los otros segmentos artísticos y culturales. Ironía o tomadura de pelo.

Estas iniciativas potencian el descrédito y un déficit de conciencia cultural. Al menos, la música como flor de pasión se alimenta de los devotos y hace un esfuerzo en las catacumbas del arte. Conozco muchos artistas que de una manera altruista y con muchos esfuerzos sacan adelante proyectos, no con intención de hacerse ricos sino de alimentar el espíritu cultural y ofrecerlo a un público determinado y agradecido. Fuera de circuitos establecidos y subvencionados por los pintamonas de turno, incluso trabajando en otros sectores para poder llevar adelante sus sueños. Y esto, ilusiones y sueños, no nos los podrán gravar con impuestos ni cerrarlos a cal y canto, porque también conozco piratas que compran cultura, van a conciertos y asisten a eventos, sabiendo de las necesidades de los que les alimentan.

Porque el hombre se seguirá alimentando de proyectos oníricos y su espíritu debe ser saciado para poder avanzar en este duro trasiego vital. Sugiero que se emocionen y regalen flores de pasión.

 Antes de despedirme, permitan el recuerdo al hombre del que vengo y que hace tres años se marchó físicamente !Que no de mi constancia diaria!  Francisco Fresneda Minguez, recuerdo tu presencia y tu lucha vital. Nuestras audiciones y los gustos musicales que compartimos.

Mientras, queridos lectores, disfruten de mi ausencia, hasta la semana que viene.

Kerouac97@hotmail.




Comentarios

Entradas populares