Ir al contenido principal

"La ilusión será el mensaje"

Artículo publicado en el periódico La Opinión de Trujillo el 9 de enero de 2013. 



Elvis será como un Rey Mago. 


Con  una alegre canción de los Monkees me he levantado. Quizás para disipar la neuralgia vital de los tiempos rebajados de enero. Un impulso musical para asimilar la incertidumbre de los interrogantes que vendrán. A pesar del disimulado gesto del gobierno filtrando los datos del desempleo. Un brote consentido para inyectar un optimismo disfrazado en la evidencia de la convulsión. 

Como cifras más ciertas y cercanas en este último mes, consecuencia del cambio del calendario, vienen a mi probeta las felicitaciones y buenos deseos remitidos de una u otra forma. La evidencia constata la imperiosa necesidad del hombre de comunicarse por diversos medios. Tangible manera de trasladar el pensamiento abstracto a un formato visible para terceros o simplemente al receptor del mensaje. No me voy a referir a los buenos deseos de la comunicación oral porque la palabra no escrita se las lleva el viento. 

Puestos a analizar los vehículos que llevan las felicitaciones podemos observar un descenso evidente del uso más tradicional, como es la tarjeta navideña o Christmas. Para mi, el más auténtico y laborioso. Posiblemente el que mejor describa la ilusión y el amor de los que suscriben dichos deseos. Quizás, con la premura de los tiempos y la velocidad del día a día, el que más se ha resentido. Como muchos de los trabajos artesanales que van pereciendo en esta tormenta de incomprensión. Nostalgia y tradición unidas como siempre en un lazo de derrota. 

Otro de los instrumentos que han tenido un bajón sustancial es el mensaje de texto. Años atrás, gracias al impulso de la telefonía móvil y de diversos anuncios televisados fomentando su uso, fue enviado masivamente por millones de personas y la moda que implicaba lo directo e inmediato de la felicitación asumía su uso democrático. Aunque, el coste de los mismos e implicar la realización y el envió masivo de un mismo mensaje para muchas personas encarecía el presupuesto de dichas y lo hacia mas impersonal. Ya que, no ocurría como con la tradicional tarjeta navideña que había que filtrar familiares y amistades, para que fueran agraciadas con su presencia en el buzón de tu domicilio. Mucho más entrañable y elitista. Quizás el premio sentimental para compensar que el dinero de la Lotería Navideña no llegó a las arcas maltrechas de nuestra economía. Y si a los galeones del estado. 

Por el coste económico quizás, añadido a tres factores importantes como son la inmediatez, el carácter multi  disciplinar y el hecho práctico de su uso. Los mismos, que otro de los medios que también han decaído en el consumo de información, como es el correo electrónico. Tiene las mismas ventajas  pero su boom ha sido imparable. Se trata de la aplicación del whatsapp. Gratuita para la mayor parte de los teléfonos móviles. Lo que ya le da ventaja sobre el mensaje de texto. Pero mucho más práctico y cómodo que el correo electrónico ya que no tienes que tener un ordenador a tu disposición ni esperar a que se encienda el portátil. Así pues, es el único medio que ha crecido de una manera descomunal para el buen deseo de los unos con los otros. Ahora solo tenemos que esperar para que los deseos prosperen y se agarren a la vida con el optimismo necesario para satisfacer la información enviada en estas fechas. 


Para demostrar la vivencia de las fechas corrí al encuentro con la cabalgata de Reyes de la que pude disfrutar su paso por diversas calles de nuestro Trujillo. Pese a la austeridad y a las  escasas carrozas que hacían el recorrido pude ver un exceso de ilusión. De niños contagiando su ensoñación  en el corazón de los presentes. La algarabía de los pequeños eran suficientes armas para afrontar el destino del 2014. Al igual que en las Huertas de Animas con su representación viviente del nacimiento. Compartiendo el pueblo al finalizar el recorrido las famosas migas extremeñas. Otra manera sutil de decirle al año que la gente no se dejará vencer. Compartiendo pensamiento, palabra, hechos y proyectos, los sicarios no podrán ganar. Aunque se lleven tantas cosas materiales pero los valores quedarán para dar ejemplo a los gobernantes. Posiblemente ellos los tiraran en las norias para que se ahoguen y no dejen huella, para no sentirse aludidos demostrando una vez más cobardía e indiferencia. 


Con esta ilusión me aferro al propósito de superación y supervivencia como tantos otros. A lo que sumo y regalo una sugerencia, aprovechando la efemérides del día de hoy, 8 de enero de 2014. Siendo el aniversario del nacimiento del Rey del rock and roll. Les vendrá bien la audición de cualquiera de sus discos, a pesar de que me guste más su primera época. Ahora si, unidos ilusión y rock and roll nadie nos parará,  aprovechen y disfruten de mi ausencia hasta la semana que viene, oh yeah!!!   



Foto cortesía de Toñi Durango


Comentarios

  1. ¡Que cambien, si quieren, los medios de darnos buenos deseos, pero no la naturaleza de estas intenciones! Al fin y al cabo, por las nuevas tecnologías somos muchos los que te leemos... y nos ilusionamos con ese espíritu imparable que practicas y predicas. ¡Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu fidelidad. Pero la verdad sin vosotros no existiría el impulso para continuar.

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…

"Sigue habiendo tocacojones"

El destino programado en la sien como la obsolescencia programada en los cacharros tecnológicos que nos rodean. 
Enciendo un cigarrillo y recuerdo los olvidos de un pasado que yace en los rincones mentales, con la única esperanza de un futuro donde la salud respete la senectud del escéptico tipo que visto. 
Como si Tom Waits vomitase las palabras de los náufragos de la cuidad sobre mi pensamiento. En este atardecer de perdedores sin rostro cuando los atracadores tocan los cojones a los sueños. La rabia se revuelve en los contenedores de los olvidados. Última vez de la certeza de poniente con la sonrisa encendida me sirvo un whisky frío que atempere mi desesperanza. 
Tom Waits sigue construyendo la realidad que no quieren ver con la tonalidad abrasada de su garganta. 
Ella en algún lado de la ciudad espera. 
Vomito mi locura sobre el pecho de los innumerables tocacojones que reparten su arrogancia e increpan a los demás sin importar las consecuencias de los derivados en salarios de negro y …

"Paso de cebra y Cataluña también"

3deoctubre2017De vuelta de mi paseo matutino por el parque con mi perra, nos detuvimos en un paso de cebra. Ante el estupor de los hábitos presenciados y de la poca solidaridad ciudadana con los viandantes, no tuve más remedio que increpar a los cinco coches que habían pasado hasta que el sexto freno en seco. Poco respeto y la solución a destiempo. Pero al menos, se solucionó el entuerto dentro de la legalidad de las normas viales de tráfico. 
Eso mismo creo, está pasando con el problema Catalán, por llamarlo de alguna manera. 
El monarca compadece en los medios con su discurso de unidad más tarde de lo necesario. Espero la reacción sea positiva y apropiada. 
El presidente de gobierno, no sé si estaba esperando a que el flan de los nervios estuviera horneado y bien hecho.  Pero todo ha sido gelatina ante una determinación fallida y una espera, como casi todo en su política. Un dejar pasar el tiempo haber si los problemas se olvidan o caen en saco roto. O quizás surja del caldero la poció…