"No conservo ganas en formol"

"No conservo ganas en formol"

No conservo ni las ganas en formol. Ni formulo la solución disuelta ante tamaño desgaste. Ni desgasto los problemas porque los elementos van en contra. Encontrando tramos de difícil rima en los enveses de la vida. Acumulo la virtud de la risa y la sola esencia de lo sencillo. Escampar la ilusión no es tarea fácil para tipos como yo. A pesar del realismo costumbrista que enarbola la costumbre diaria del que vive. La vida son tragos que nos conservan en el alambre del que esta y sintiendo la raíz para encumbrar la copa. Pero las fuerzas no siempre son sostenidas en sí bemol y la fiereza del ocaso es un símil real de lo que es negado. 

Cambian leyes cambian cuotas y tercian sobre los no elegidos las consignas del desdén. Allá pues con la frustración, ellos seguirán libando sin consecuencias fatales pero en algún momento caerán, porque a todos nos llega nuestro San Martín y solo con la cara frustrada no nos vencerán. Nos levantaremos siendo más fuertes y valerosos. Cada vez que los escombros fenecen una obra nueva dará impulso, mutilando los lloros, valorando los aullidos. 

Se me va todo. Como se me va la vida. Tengo los bolsillos rotos con agujeros negros de tiempo perdido. No queda aliento ni marcha atrás. El tiempo se va por el inodoro de la realidad. Y las ganas que no se conservan en formol son solo los recuerdos de las ilusiones por hacer. 

Al menos alguien lee estas líneas y ese es el único camino para seguir y creer. Para crecer y compartir. Así pues gracias querido lector por seguir mis aullidos estacionales con la complacencia del agradecido. Me gustaría que compartáis o aconsejéis mi blog sólo  a los errantes de luna llena, con la semblanza de la buena fe. Solo a aquellos que consideréis hombres  o mujeres de bien. Porque esos serán los elegidos.  


Comentarios

Entradas populares