"Jalonando tempestad"

Artículo publicado en el periódico digital La Opinión de Trujillo el día 31 de marzo de 2014. 


He desplegado una sonrisa bajo la tempestad y la lluvia borro el perfil de mi mueca. Otro trago desesperado en la sílaba negativa de nuestra indignación.  Las almas cayeron y tu que creíste en la justicia te quedaste tan colgado. Volátil elemento del que la ley moja sus artículos obsoletos. La nostalgia es quebrada en el sueño del creyente de la fe de la balanza. Las togas fueron musas expresivas de los loqueros. Ahora son mudas de usar y tirar con el alboroto del que pretende su recuperación. Cercenado es el impulso del que osa vulnerar el pliego de condiciones de la nueva realidad. 

Con el descuido aparente del iluso apostado en la luna quimera, se va domando al personaje de a pie. Finado de todo quebranto en la vulneración de sus derechos. De ahí conculcaron la palabra justicia desde su ropa íntima. Robaron la esencia de los convenios colectivos, les chuparon la sangre y su bilis fue la única realidad del currante de mesa camilla y convicción de superviviente. Dejaron crear empresas de outsourcing con el solo gesto de una línea que enfrentaban las monedas con la calidad de servicio. Siendo la pérdida proclama la falta asistencial de unos servicios de calidad en un sector del que dependemos tantos como el del turismo. Falta la ética en cualquier dirección. A la mierda todos y cada uno de los que permiten que esta quiebra se amparé y acampé sin respeto por el camino de una competencia desleal. Que este tumor maligno arropado y arrostrado por asociaciones, empresarios y sindicatos se verá anquilosado en las dependencias hoteleras donde la garantía de un buen servicio se busca y su recompensa es un salario de todo a cien. Pero además de, como ciudadanos sufridores, trabajadores explotados y ahora como clientes estafados: protesten, reclamen, desesperen porque cada vez con más rostro de enero les van hurtando sus derechos y les van abrigando de obligaciones que les van asfixiando. Un país que los gerifaltes de la Unión Europea nos obligó a ser un territorio dedicado al sector servicios, ahora estamos matando a nuestra única gallina de los huevos de oro. Incluso personajes de la talla de Bono, reclaman interés por España a la dueña y señora de los designios europeos. Aunque sigo pensando que el cantante irlandés debería reencontrarse con la música que perdió o abandonó, en beneficio de todos, y dejar ciertas peroratas y discursos con cierto tufo de hipócrita. 

Tal y como el comité de los llamados sabios que están estudiando la nueva estructura tributaria para los próximos años. Con el beneplácito de los niños consentidos, van a quemar las banderas de los que penan. Amparando, bajo los pechos del estado, las grandes fortunas y las grandes empresas para que sigan bañándose en la opulencia. Sin miramientos hacia el IVA y que los impuestos directos quemen las ganas del necesitado. Que la variación porcentual del irpf será más gravosa para el que poco tiene. El desprecio será constante para los oprimidos, y así siguen estudiando la posibilidad de exprimir mucho más, al que le cuesta llegar a fin de mes. Para así, no volver a rescatar a ninguna caja derivada de la ansiedad y malas prácticas en el desarrollo de su actividad porque la culpa siempre será nuestra. 
 
Espero que el poema de la vida no lo enturbien estas jalonadas tempestades que nos exilian de la llamada Europa del progreso. Que vuelvan a respetar nuestras vidas cotidianas generando sin destruir, o destruyendo sólo los malos hábitos adquiridos. Me despido pues, hasta la semana que viene, disfruten de mi ausencia. 

Kerouac97@hotmail.com


Comentarios

Entradas populares