Felicidades killer de nuevo.

Otro año más la cara salvaje del rock volvió a cumplir años. 


De escándalo en escándalo surgió la tempestad. Otro cachorro de la Sun Récords en la boca del puritanismo yanqui.  Influenciado por el desenfreno de los tugurios de los barrios negros. Puso su desenfreno al servicio de la originalidad instrumental. Con un piano a cuestas quebró la moral y asesino cualquier rasgo burgués que asomase por el camino de sus notas. Tal como hoy del año 35 nacía Jerry Lee Lewis forjando una personalidad arrolladora y miles de anécdotas exageradas, creando un mito en vida. Un mito viviente de la génesis y del origen del legado hedonista y salvaje, libertario y desenfrenado, retador e inocente. 

Su flequillo a lo loco y su vitalidad desbordante fue eclipsada por diversos ajustes legales y escándalos que le enmudecieron durante algún tiempo. Pero siempre presente a través de los seguidores del Rockabilly. A partir de un biopic sobre su persona, el gran Jerry volvió a subirse al carro de la fama y a esa aureola de divo y rebelde que tanto engancha. Además de ser un autor de canciones prolífico lo que fomenta su supervivencia entre las nuevas generaciones. 

Recuerdo engancharme a él siendo adolescente y todos los mundos por descubrir. Claro que tenía el flequillo como nuestro protagonista. Rubio y ondulado. Realizando los mismos aspavientos que cuando visioné la película y su greats balls of fire. Además mi locura juvenil inundaba mis vivencias de puro rock and roll. Con estos ingredientes me gane en mi Trujillo querido el apelativo de Javi Jerry Lee entre los reyes de la noche y los amantes del rock and roll. Por eso además de tu música te debo un apelativo y muchas horas de diversión. Feliz cumpleaños, killer.





Comentarios

  1. Me ha encantado el texto... ¡además de permitirme conocer el porqué de su apodo, señor Jerry Lee! :-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares