Ir al contenido principal

"Unos libros que me han marcado"

"Unos libros que me han marcado"

Quisiera aconsejar unos libros que considero pueden enriquecer vuestro espíritu. Creo faltarán muchos por mi despiste continuo. No son todos los que están. En estos momentos mi mente y corazón me dictaminan los siguientes. Decir que no van por preferencia. Ya que todos de una manera u otra me han marcado. Aunque hay uno que me ha motivado especialmente y es el primero de ellos. He pasado horas inolvidables leyendo en los momentos vacacionales en el pueblo por mis años mozos. Unas veces en noches de tristeza y soledad.  Me embelesaba con un montón de libros parapetados. Otras veces en la biblioteca. O de compañeros de transporte. Otros como inspiradores de mi mundo poético. Para qué vean lo que unen las letras. Otros que enaltecieron mi época de "culturetas". Algunos como complemento en horas de facultad. O bien como compendio creativo y libertario. Así pues vamos al grano y os dejo mi lista. 

1.- "En el camino" de Jack Kerouac. Inspirador tanto de mi vida literaria como vital. Precursor de la generación Beat, que luego abrió el camino a hippis y rockeros. El ritmo de sus obras. La libertad y energía. Ese lado canalla y salvaje. Esa rebeldía e inconformismo. 

2.- "El por qué de las cosas" de Quim Monzó. Quizás lo leí en una época muy bonita de mi existencia y pude ver el contexto irónico a través de los relatos del autor de la propia vida. Posiblemente la posibilidad de que me gustasen los relatos a partir de entonces. 

3.- "Viento del este, viento del oeste".  Pearl S. Buck. En casa de mis padres había muchos libros de esta autora. Y este fue sin duda el que más me impacto. El contraste de culturas. La antagonia de los sexos. 

4.- "Confieso que he vivido". Pablo Neruda. Creo que la mejor autobiografía que he leído. Además de ser el gran vate.  Posiblemente empece a escribir poesías. Además de por las mujeres por Neruda y tipos como este. 

5.- "Papillon" de Henri Charriere. Recuerdo que fue mi compañero un verano. Nunca me han gustado los libros tan extensos pero este me cautivo. Esa búsqueda incesante de la libertad. 

6.- "La conjura de los necios". John Kennedy Toole, publicada póstumamente y galardonada. Me llamo la atención. Posiblemente la novela de humor con la que más me he reído. 

7.- otro libro que me acompaño otro verano "Spanish Show" de Julio Manegat. El boom del turismo español en los sesenta. La apertura típical spanish y una técnica que me cautivó el flash basck. 

8.- "Rebelión en la granja" de Orwell. A través de la ironía una gran crítica al sistema. 

9.- que difícil que poco queda. Pongamos una antología poética. Quizás la de Luis María Anson. Porque es bastante extensa. 

10.- La vanidad y porque me acompañan cada día en mi intento creativo. Mis dos poemarios que espero sean más. Por la parte que me tocan y no por su calidad literaria. Por supuesto. Mis dos aullidos.   "Aullidos diversos en las orillas del tiempo disperso". Y libro, "Aullidos de vida y otros lamentos".

Se han quedado muchos en el tintero. Y mis aficiones a los ensayos sobre música rock, los poemarios. O los libros sobre mi Trujillo querido. 


Comentarios

  1. ¡Cuánto tiempo sin acercarme a tu blog y, por tanto, perdiéndome (a mi pesar) tus artículos!... y ¡qué alegría que la vuelta coincida con esta interesante lista de libros! Tomo buena nota.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…

"Sigue habiendo tocacojones"

El destino programado en la sien como la obsolescencia programada en los cacharros tecnológicos que nos rodean. 
Enciendo un cigarrillo y recuerdo los olvidos de un pasado que yace en los rincones mentales, con la única esperanza de un futuro donde la salud respete la senectud del escéptico tipo que visto. 
Como si Tom Waits vomitase las palabras de los náufragos de la cuidad sobre mi pensamiento. En este atardecer de perdedores sin rostro cuando los atracadores tocan los cojones a los sueños. La rabia se revuelve en los contenedores de los olvidados. Última vez de la certeza de poniente con la sonrisa encendida me sirvo un whisky frío que atempere mi desesperanza. 
Tom Waits sigue construyendo la realidad que no quieren ver con la tonalidad abrasada de su garganta. 
Ella en algún lado de la ciudad espera. 
Vomito mi locura sobre el pecho de los innumerables tocacojones que reparten su arrogancia e increpan a los demás sin importar las consecuencias de los derivados en salarios de negro y …

"Paso de cebra y Cataluña también"

3deoctubre2017De vuelta de mi paseo matutino por el parque con mi perra, nos detuvimos en un paso de cebra. Ante el estupor de los hábitos presenciados y de la poca solidaridad ciudadana con los viandantes, no tuve más remedio que increpar a los cinco coches que habían pasado hasta que el sexto freno en seco. Poco respeto y la solución a destiempo. Pero al menos, se solucionó el entuerto dentro de la legalidad de las normas viales de tráfico. 
Eso mismo creo, está pasando con el problema Catalán, por llamarlo de alguna manera. 
El monarca compadece en los medios con su discurso de unidad más tarde de lo necesario. Espero la reacción sea positiva y apropiada. 
El presidente de gobierno, no sé si estaba esperando a que el flan de los nervios estuviera horneado y bien hecho.  Pero todo ha sido gelatina ante una determinación fallida y una espera, como casi todo en su política. Un dejar pasar el tiempo haber si los problemas se olvidan o caen en saco roto. O quizás surja del caldero la poció…