"Arde la calle"

Os dejo un poema propio de un tiempo inflamable. 


"Arde la calle"


Arde la calle en un descuido de verano
Los labios resecos de la austeridad
Son imprudencia medrosa en las manos
Del aprecio de la caricia caridad

Las historias son inflamables 
En los huecos rancios de la ciudad
De esperanza enaguas amables
Gestos de ilusión contenida en edad

Como aceite en conserva la sociedad
Mastica la conciencia insaciable
De traje nuevo que gasta la realidad 
Con el gesto apresurado cambiable 

Valgan los euros derrotados 
La condena de la voz amordazada 
Valgan los suspiros abnegados 
La esperanza pronto regenerada. 

JaviJerryLee@2015. 1 de julio. 


Comentarios

  1. ¿Quién nos iba a decir que el calor de estos días inspiraría un poema tan hermoso? ¡Enhorabuena!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares