Ir al contenido principal

"Un último esfuerzo"

Un último esfuerzo

Artículo publicado en el diario digital La Opinión de Trujillo el 9 de noviembre de 2014
Del granizo en la voz de los cuerpos. Sorprendente alud de pedradas de agua y anegados los sueños por hacer, fue el estupor del fin de semana pasado sobre las Huertas de Ánimas.
Agua sin botas sobre la comarca Trujillana, sin maquillaje y aguadas las letras de tu nombre sobre diario hablado y televisado. Las Huertas de Ánimas se ha hecho famosa por un temporal de despedida de otoño y un epíteto en el rostro como “Veroño”. Sea, pues, preludio de invierno e hito histórico del presente.  
Una vez repuestos del mal cuerpo y secando las tristezas naturales que la furia nos dejó,  nos enfrentamos a una última semana antes del gran evento. La segunda media maratón Ciudad de Trujillo, motivo de ilusión para aficionados. Por ello, espoleo al movimiento atlético de corredores y practicantes para su digna participación ya sin, prácticamente, tiempo para aventurarse sin el entrenamiento adecuado.
Pero sí, puede ser una bonita excusa para perderse por los rincones trujillanos y, además, la jornada tiene que ser más entretenida viendo la carrera de los esforzados, animando e influyendo en la actitud positiva sobre los trabajadores.
Hacía tiempo que no me permitía una regularidad en los entrenos. Quizás la balanza laboral ha permitido con su desequilibrio la posibilidad de tener más tiempo. Eso y que otras actividades las he dejado con el pulso del 'stand by'. También el rigor climático ha alentado las salidas para realizar las tiradas largas y las series correspondientes.
A través de estas líneas quería espolear a los deportistas, a continuar con su tesón, para hacer del domingo 16 de noviembre un evento de color y fantasía, que al mismo tiempo pudiera ser premio económico y laboral como activo del turismo. Con la contraprestación de hacer pasar un grato día a los turistas, corredores, aficionados y ciudadanos, porque el boca a boca siempre será la mejor publicidad para que Trujillo sea visitada de nuevo y por otras personas -ávidas de curiosidad- que no la conocen, gracias al pulso activo de todos los estamentos implicados.
Una vez atadas las zapatillas con los lazos cotidianos del esfuerzo y el optimismo, sería el primer paso para afrontar la vida y por ende la carrera.
Los entrenamientos que no se hayan hecho ya, tienen poca solución y nula necesidad de intentar acaparar kilómetros estos días anteriores a la gran cita. Otro valor a tener en cuenta que los políticos de turno no tienen. La avaricia rompe el saco y el atleta puede quedarse en el pazo del descanso.
Una vez saciado apetito y no habiendo castigado al organismo con ingestas alcohólicas, lo más saludable es una dieta equilibrada y variada con aportes, sobre todo lo concerniente a frutas, ensaladas, legumbres, pasta, pescado y arroz. La dignidad de una comida que cada vez va negando en salud para hacerla basura y mortal. O si no, del acopio del disfrute de unas negras tarjetas para excesos y despendole, despelote y plutocracia.
Que la puesta a punto y la tonificación del cuerpo como el ajuste muscular sea eficaz.
Desentumecer los músculos con la visita a un físio. Que la puesta a punto y la tonificación del cuerpo como el ajuste muscular sea eficaz. No haya tirones en ligamentos y problemas en los isquios. Tal y como ocurre en el organismo del bienestar social, necesitado de un buen masaje y una limpieza que nos lleve a un estado brillante para comenzar de cero. Eliminando todo virus y amenaza corrupta que se precie en destruir la salud del país. Debilitando y marchitando las articulaciones de las tibias que sostienen la patria nuestra.
Así como tampoco vendrían mal unas sesiones en piscina para relajar piernas y aportar quietud después de la sesión dura con el fisioterapeuta. Exactamente como los españoles. Una vez aplicadas las soluciones para evitar los desastres y eliminar toxinas o nocivos elementos, aplicar la meditación y la relajación para volver afrontar con calma necesaria la aventura diaria.
Así pues, como siempre he dicho, anímense a correr, aunque digan que es de cobardes. No es cierto, además de pacificar espíritu y aportar energía positiva, subir los niveles de testosterona y amar mejor, te aporta la valentía suficiente para continuar el camino y no tener que correr detrás de los sinvergüenzas, taimados, tahúres y demás personal representativo de la corruptela y mala praxis política, para arrojarlos a los leones.
Por supuesto, aunque seamos carne y espíritu de 'Peter Pan' modernos, no menospreciar la edad de nuestro documento nacional de identidad. Aprovechar la genética en beneficio nuestro y los puntos fuertes que nos sustentan, obviando o haciendo intangibles los puntos negativos que nos desprecian.
Les dejo ya hasta la semana que viene, disfruten de mi ausencia y si pueden disfruten de la carrera. No olvido a Juan Mateos Broncano, que tenga su merecido homenaje por ser uno de los precursores del atletismo y el fondo en la ciudad de Trujillo. Por el contrario yo intentaré terminar, los kilómetros inscritos, para homenajear  de modo personal a tres personas a las que quiero dedicar mi participación. Tratando de ser digno con la edad que visto y con la apostura del porte del terreno que piso.


Comentarios

Entradas populares de este blog

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…

"Sigue habiendo tocacojones"

El destino programado en la sien como la obsolescencia programada en los cacharros tecnológicos que nos rodean. 
Enciendo un cigarrillo y recuerdo los olvidos de un pasado que yace en los rincones mentales, con la única esperanza de un futuro donde la salud respete la senectud del escéptico tipo que visto. 
Como si Tom Waits vomitase las palabras de los náufragos de la cuidad sobre mi pensamiento. En este atardecer de perdedores sin rostro cuando los atracadores tocan los cojones a los sueños. La rabia se revuelve en los contenedores de los olvidados. Última vez de la certeza de poniente con la sonrisa encendida me sirvo un whisky frío que atempere mi desesperanza. 
Tom Waits sigue construyendo la realidad que no quieren ver con la tonalidad abrasada de su garganta. 
Ella en algún lado de la ciudad espera. 
Vomito mi locura sobre el pecho de los innumerables tocacojones que reparten su arrogancia e increpan a los demás sin importar las consecuencias de los derivados en salarios de negro y …

"Paso de cebra y Cataluña también"

3deoctubre2017De vuelta de mi paseo matutino por el parque con mi perra, nos detuvimos en un paso de cebra. Ante el estupor de los hábitos presenciados y de la poca solidaridad ciudadana con los viandantes, no tuve más remedio que increpar a los cinco coches que habían pasado hasta que el sexto freno en seco. Poco respeto y la solución a destiempo. Pero al menos, se solucionó el entuerto dentro de la legalidad de las normas viales de tráfico. 
Eso mismo creo, está pasando con el problema Catalán, por llamarlo de alguna manera. 
El monarca compadece en los medios con su discurso de unidad más tarde de lo necesario. Espero la reacción sea positiva y apropiada. 
El presidente de gobierno, no sé si estaba esperando a que el flan de los nervios estuviera horneado y bien hecho.  Pero todo ha sido gelatina ante una determinación fallida y una espera, como casi todo en su política. Un dejar pasar el tiempo haber si los problemas se olvidan o caen en saco roto. O quizás surja del caldero la poció…