Ir al contenido principal

"Blue"



"Blue"

Como una lagrima azul de tristeza dejo el disco que le regaló sobre la mesa de trabajo. Joni Mitchell les unió bajo las sábanas de pecado en la época de pañales de los demócratas patrios. Recordaba el aroma del cañamo en las alegrías de primavera. El florido vestido que gustaba de usar en los paseos románticos de los anocheceres de agosto, seguía colgado esperando de nuevo deshojar la margarita del te quiero. Los filamentos níveos del recuerdo se manchaban al mojarlos en el barro del hoy. No guardaba el rencor de la bala de Lennon pero emocionada pronunciaba un no pasaran tan lánguido como la misma vejez que calzaba. Los anuncios del desodorante y su eslogan de no te abandona, le hacían condensarse en una lagrima, sensible pérdida en las ondas temporales. Yacían las frases repartidas de las consignas de las barricadas destruidas y los suelos estaban llenos de los sueños que cocieron en la juventud. Rebeldes sentencias que quedaron atrás bajo el tapiz onírico del amor libre. Expandiendo los límites del amor al prójimo que otras juventudes quisieron alcanzar. Tanta diatriba incomprendida era causa de deleite y la mecha que prendía una nueva causa perdida. Arropados por el camino del consenso su compañía era la firme esperanza de un cambio posible. El mundo podría ser diferente. Tal vez el futuro no perdono y en un desliz del corazón las ilusiones se volatilizaron. Los efluvios de la fatalidad fueron aroma pútrido en la esperanza de sus manos. Aunque se aferraron al abrazo su olvido meso sus cabellos y desde la última fila los proyectos cayeron como fichas de domino. La suerte fue un tahúr lleno de codicia y traición.  Ella no supo enfrentarse a los cambios, aunque con ella los tiempos también cambiaron. Arrojó la toalla y en el ayer se plasmó como acuarela con su perfil desnudo de inocencia y su sentido disperso en busca de una rima y un compás. En los sueños de California se reconfortó. 

JaviJerryLee®2015. 20 octubre 


Comentarios

  1. Hermoso texto de una vida repasada, apreciado Jerry Lee.
    Al hábil juego de tus bonitas palabras uno el del descubrimiento de la persona retratada. Me voy acercando a la solución...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…

"Sigue habiendo tocacojones"

El destino programado en la sien como la obsolescencia programada en los cacharros tecnológicos que nos rodean. 
Enciendo un cigarrillo y recuerdo los olvidos de un pasado que yace en los rincones mentales, con la única esperanza de un futuro donde la salud respete la senectud del escéptico tipo que visto. 
Como si Tom Waits vomitase las palabras de los náufragos de la cuidad sobre mi pensamiento. En este atardecer de perdedores sin rostro cuando los atracadores tocan los cojones a los sueños. La rabia se revuelve en los contenedores de los olvidados. Última vez de la certeza de poniente con la sonrisa encendida me sirvo un whisky frío que atempere mi desesperanza. 
Tom Waits sigue construyendo la realidad que no quieren ver con la tonalidad abrasada de su garganta. 
Ella en algún lado de la ciudad espera. 
Vomito mi locura sobre el pecho de los innumerables tocacojones que reparten su arrogancia e increpan a los demás sin importar las consecuencias de los derivados en salarios de negro y …

"Paso de cebra y Cataluña también"

3deoctubre2017De vuelta de mi paseo matutino por el parque con mi perra, nos detuvimos en un paso de cebra. Ante el estupor de los hábitos presenciados y de la poca solidaridad ciudadana con los viandantes, no tuve más remedio que increpar a los cinco coches que habían pasado hasta que el sexto freno en seco. Poco respeto y la solución a destiempo. Pero al menos, se solucionó el entuerto dentro de la legalidad de las normas viales de tráfico. 
Eso mismo creo, está pasando con el problema Catalán, por llamarlo de alguna manera. 
El monarca compadece en los medios con su discurso de unidad más tarde de lo necesario. Espero la reacción sea positiva y apropiada. 
El presidente de gobierno, no sé si estaba esperando a que el flan de los nervios estuviera horneado y bien hecho.  Pero todo ha sido gelatina ante una determinación fallida y una espera, como casi todo en su política. Un dejar pasar el tiempo haber si los problemas se olvidan o caen en saco roto. O quizás surja del caldero la poció…