Ir al contenido principal

"Descansen en paz"

No quiero dilapidar tantos años de esfuerzo. No quiero perder lectores que me dedican su tiempo. Aunque ahora sean menos y muchas veces no sepa de su existencia. Pero un solo hálito de apoyo impulsa mi ser, gratificando sus palabras en entradas para el blog. No sé cómo me enfrentaré a esta nueva etapa. Intentaré cargarme de ilusión. Volver a visitar sus espacios y tiempos. Recuperó como símil de mi ausencia por estos lares un artículo publicado el día 27 de enero de 2015, el periódico digital La opinión de Trujillo. 


"Descansen en paz"

Enero ha derribado las murallas del sentimiento en muchos hogares. De templanza y fina estampa la vida se escapa.

En el breve espacio de casi quince días, helado Enero sorprendido de muerte en la historia de cuatro familias huerteñas. Padres, madres de amigos y conocidos. 

Valgan, pues, estas líneas para acompañarles en tan triste percance y valgan los ánimos de mi voz para acompañarles en su tristeza, guardando los buenos recuerdos que nos dieron.

Y es que la vida hay que aprovecharla y el disfrute regado con los buenos sentimientos, son el carnet para que las conciencias de los vivos descansen en paz. De nada sirve la reyerta y el silencio si en vida el mutismo fue carta de salvoconducto.

Leo de nuevo a Juan Ramón Jiménez en su libro Platero y yo, concediendo a la vida metáforas y lirismo suficiente como para que merezca la pena sentir el fluir por las venas. Así pues, como muchas veces dice mi madre, Purificación Diadosa, "que no pase la vida sin merecer la pena".

Los humanos en su loco frenesí, nos empeñamos en facer difícil lo sencillo. Buscando tres pies al gato y redundancia de complicaciones a cada paso dado. No es cuestión de apatía, ya que diferencia el curso acontecido con el escepticismo que me embarga en el presente, que me embauca y me sugiere salir de la manada cuanto antes

Cuestiones éticas son quimera de justicia poética y no cuadran con la realidad que nos imponen. Ni me trago lo ocurrido en Argentina, haciendo de las películas de espionaje y ficción más cercanas de lo que creemos. Ni creo en Bárcenas y más ahora que, saliendo de la cárcel nos indica que el PP no tiene nada que temer. Mas tufo de lo mismo.

Por ello, posiblemente  el sonido que me persigue como un mantra, se hace más vivo cada año. La canción del mito fallecido John Lennon"I don't believe", acrecienta su certeza en mi ideal. Terminando la canción con un hálito de esperanza con su "sólo creo en tí". Más crítica y desgarradora que el título de la canción con tono pastel de Miguel Bosé "Creo en ti", con connotaciones más románticas y etéreas, tan alejadas de este salvaje escenario.

El recuerdo de los nuestros debe ser aliento de futuro y enseñanza de presente, a pesar de las malas hierbas que zalean el territorio. Cuatro años presente tu ausencia, padre, en los desvelos de mi vida. Construyendo sueños y abrigando el ego humilde de la vida.

Ya nada queda para revertir pasado, pero créanme las conciencias dirimen entuertos y las almohadas pueden ser la peor de las condenas. Por eso, hagan todo el bien que puedan, ya se encargarán los otros de que la maldad impere en las ternas de poder y decisión. Pero lo sencillo y su lento transcurrir es una batalla que no podrán ganar. Será el dictamen del sentido común, ese que la experiencia de la vida hace que los mayores sean un tesoro de la sociedad en la que vivimos, aunque eso no nos lo quieran vender.

Les dejo ya, hasta que el tiempo nos encuentre. Disfruten de mi ausencia y que los suyos sean motivo de orgullo. Aunque la vida trate de desmitificarlo. Y nunca los olviden. Descansen en paz.

 

Kerouac97@hotmail.com



Comentarios

  1. Apreciado Javi Jerry Lee, pasarse semanalmente por esta página para descubrir si has escrito -o recuperado- un nuevo texto no es una obligación, sino siempre un placer. Por ese motivo, me siento especialmente agradecido por el esfuerzo que -casi- semana tras semana haces transformando tus pensamientos en bonitas palabras escritas que todos podemos disfrutar.
    El texto que hoy recuperas (que me impresionó en muchos párrafos cuando lo leí en su espacio de origen) es un claro ejemplo de que hay más, mucho más, lectores que navegantes que comentamos tus escritos: éste no lo comenté en su día en "La Opinión de Trujillo" y, sin embargo, sí lo disfruté.
    Puede que a veces seamos lectores silenciosos, pero hay estamos... y te necesitamos. ¡Ánimo, gran Jerry Lee! Pensamientos, escritos, poemas como los tuyos son los que hacen del mundo un sitio más interesante y, cómo no, más bello.
    Por aquí, ¡seguiremos fieles a la visita semanal!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…

"Sigue habiendo tocacojones"

El destino programado en la sien como la obsolescencia programada en los cacharros tecnológicos que nos rodean. 
Enciendo un cigarrillo y recuerdo los olvidos de un pasado que yace en los rincones mentales, con la única esperanza de un futuro donde la salud respete la senectud del escéptico tipo que visto. 
Como si Tom Waits vomitase las palabras de los náufragos de la cuidad sobre mi pensamiento. En este atardecer de perdedores sin rostro cuando los atracadores tocan los cojones a los sueños. La rabia se revuelve en los contenedores de los olvidados. Última vez de la certeza de poniente con la sonrisa encendida me sirvo un whisky frío que atempere mi desesperanza. 
Tom Waits sigue construyendo la realidad que no quieren ver con la tonalidad abrasada de su garganta. 
Ella en algún lado de la ciudad espera. 
Vomito mi locura sobre el pecho de los innumerables tocacojones que reparten su arrogancia e increpan a los demás sin importar las consecuencias de los derivados en salarios de negro y …

"Paso de cebra y Cataluña también"

3deoctubre2017De vuelta de mi paseo matutino por el parque con mi perra, nos detuvimos en un paso de cebra. Ante el estupor de los hábitos presenciados y de la poca solidaridad ciudadana con los viandantes, no tuve más remedio que increpar a los cinco coches que habían pasado hasta que el sexto freno en seco. Poco respeto y la solución a destiempo. Pero al menos, se solucionó el entuerto dentro de la legalidad de las normas viales de tráfico. 
Eso mismo creo, está pasando con el problema Catalán, por llamarlo de alguna manera. 
El monarca compadece en los medios con su discurso de unidad más tarde de lo necesario. Espero la reacción sea positiva y apropiada. 
El presidente de gobierno, no sé si estaba esperando a que el flan de los nervios estuviera horneado y bien hecho.  Pero todo ha sido gelatina ante una determinación fallida y una espera, como casi todo en su política. Un dejar pasar el tiempo haber si los problemas se olvidan o caen en saco roto. O quizás surja del caldero la poció…