Ir al contenido principal

La llamada de Trujillo

Articulo publicado el 20 de noviembre de 2014 en el periódico digital La Opinión de Trujillo




El reclamo de la tierra mojó las ganas de tu evento. Una vez llegado el momento y el día concertados, en la plaza, populares y profesionales del deporte nos encontramos en loor de aficionados y vecinos.
El día acompañaba para disfrute de la actividad. Y como Filípides en su momento, pero con la mitad de distancia, nos dispusimos al encuentro de los kilómetros.
Trujillo siempre está dispuesta a que los motivos y los eventos la cubran de ropaje de color e ilusión, aunque creo, se equivocan los hados u organizadores en hacer coincidir dos o tres actos en el mismo día y lugar, es decir, en el Turgalium nuestro.
Comprendo las razones de unificar los eventos pero no las comparto, ya que pienso que no haciéndolos coincidir contribuiría a una mayor riqueza y distribución socioeconómica. Aumento del reclamo ante la repetición y la reiteración del gentilicio en boca de feria, reunión, mercado, competición etcétera y cualquier cosa que se organice en tan magno lugar.
La llamada de Trujillo surtió el efecto deseado y la virtud del deporte se hizo evidente. Conseguí arrastrar a una veintena de amigos de Madrid y que tres de ellos corriesen conmigo. Así pues, el deporte consigna la amistad como buque insignia y le hace partícipe de las relaciones sociales en este mundo cada vez más tecnológico.
El día acompañó con la precisión del aporte voluntario para obtener buena jornada deportiva. El miedo a un día lluvioso que desluciese la carrera hubiera sido nefasto para la localidad.
Sumando al tiempo, el perfil del recorrido, mezcla de historia y naturaleza, de ciudad y querido arrabal, de traza de campo y adoquín, de rollo y calzada, de barro y asfalto. Expedido el día de disfrute y expansión.
La labor de los voluntarios hizo de este momento una muesca en la memoria para repetir en futuros años.
Tanto el Ayuntamiento como Gamonal Eventos y la altruista labor de los voluntarios así como el papel de la Escuela de Ciclismo Trujillo hicieron de este momento una muesca evidente en el brocal de la memoria para repetir en futuros años.
Los deportistas, compitieron con voluntad y buen ánimo. Excelente nivel el mostrado a nivel general, tanto deportivo como social. Camaderia entre los partícipes, contagiando del ritmo de la carrera a los que iban más cansados para retomar con fuerzas su transcurrir. Dejando los geles de glucosa para no desfallecer. Compartiendo como valor del espíritu de los protagonistas. Un impulso más para cumplir con la llamada.
Además, fue justa la sorpresa de vernos algunos vecinos, conocidos o amigos en plena carrera, cuando antes nos veíamos en otros lugares. ¡Cómo el paso del tiempo va cumpliendo los objetivos de la vida y sorprendiéndonos gratamente como camaradas de afición!
Por último, la llamada fue efectiva y agradecida. Sólo los ánimos de la afición y viandantes de nuestra comarca hicieron por bueno el esfuerzo. Y los últimos metros, antes de llegar a meta, recibiendo los vítores, cánticos y ánimos de los tuyos, como diría el anuncio: no tiene precio. Y sólo por eso, ya merece haber hecho los veintiún kilómetros.
Por eso les digo, aprovechen la próxima llamada, pues será una experiencia gratificante y de merecida valía. Se quitarán años, serán espíritus libres, bailarán rock and roll.
Agradecido pues por la llamada. Agradecido también a todos los presentes ese día: organizadores, participantes, aficionados, amigos etcétera. En definitiva, a Trujillo y a las Huertas de Ánimas, por ser este barrio una parte importante del circuito.
Yo ahora les dejo, ya repuesto de mis cargadas piernas pero con el regusto en el lacrimal de lo vivido. Ahora acudiré a la Llamada del último disco de Ismael Serrano, tónico necesario de otoño para aguantar tanto insano efecto y causa que nos rodea. Disfruten de mi ausencia.
Kerouac97@hotmail.com

Comentarios

  1. Recuerdo aquella carrera... y también el fin de semana con amigos en una tierra tan estupenda como Trujillo ¡y con unos anfitriones de lujo!
    ¡Gracias por rescatar este artículo y, con él, volver a dibujarme la sonrisa que me pusisteis entre todos en la cara!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

"Postal de felicitación"

"Postal de felicitación"

Azorín hizo una descripción del problema y publicó su receta, bien simple, para remediarlo. “Pues bien, muchas veces he tenido que redactar una noticia y me he visto en grande aprieto. La noticia ha de ser breve, clara y exacta. Dos escollos peligrosos tiene el noticiero. Dos escollos ha de sortear con destreza, como sortea el nauta las sirtes: la anfibología y la batología. Dicho queda en culto. Pero dicho queda de modo técnico y preciso. La anfibología es la confusión y la impropiedad. La batología es la repetición y el escribir prolijo. Como un breve y limpio cristal ha de ser la noticia”.Dejando a un lado la insistencia del autor en la brevedad, está claro que lo exigible es la claridad y la limpieza.

Por eso solo es mi deseo felicitarte el nuevo año que comienza. Descargar lastre negativo. Que la salud te obsequie y acompañe cada día. Dejar compañías que vicien tu alma. Sonreír y vivir cada momento como si fuera el ultimo. Jamás olvidar a los sere…
"La Gran Aventura"
De la vorágine de la gran ciudad a la placentera calma de la vida rural. La turbia mirada del desencanto replanteando la situación. Quiebro a la rutina y vigor al espíritu.
Esa intención me llevó a un nuevo suceso dentro de los compases de mi vida, y no a la quimera de una gran "aventura", como en el cómic del gran Milo Manara del mismo título.

Descubrimos las vicisitudes del protagonista, cansado de su peregrinar constante, que se apuntó a un casting para un concurso en el que la promesa era la consecución de la vivencia de una gran ventura.

Pero, en realidad, esa extraña quimera se encuentra presente siempre en la cotidianidad de nuestros actos, siendo los monstruos fantásticos y demás seres animados minucias para lo que nos encontramos en el día a día.
Hallamos anónimos héroes en su particular partida con la mensualidad de sus actos.

Así, lo he podido constatar en este tiempo sabático, en mí caminar constante. Como un “Labordeta” sin mochila com…

"La noche de Chris Isaak"

Chris Isaak como en las noches de San Francisco y un Whiskey en mano, todavía me hacen conservar cierto encanto y quizás algo del sex-appeal, del que un día guste. Llamemos, ciertamente, el miedo a la palabra feo.  Sea el que nos arrojen entelequias para disfrazar nuestra pose en alguna noche o día acertado por la suerte del albur o la luna cautiva. Como las ideas que sopesan los instantes y, a veces nos ciernen en un por favor inspirado. 
Real como que, en el algún lugar de esta noche estrellada alguien está llorando. No me refiero al adolescente despechado ni al que perdido la valía de su figura materna o paterna en un revés del destino. Simplemente, en las jugadas mal ensayadas de la diatriba diaria. En los impunes que ensucian la carrera laboral del borrego encerrado en un vagón. 
Septiembre llega con el fresco sentimiento de que nada será como antes, una nueva temporada empieza, el hielo se derrite como los sueños que se diluyen. No quisiera maldecir un mañana pero las ruedas del c…